Síguenos:

Destacadas

El trauma socioeconómico y político que vive República Dominicana.

Publicado

on



Por Juan Carlos Espinal.

La reelección presidencial del Presidente Luis Abinader 2020-2024 estimula la fuga de capitales, acelera los niveles de corrupción, impulsa la división del PRM, profundiza la relajación de los asuntos públicos en favor de los intereses de la empresa privada, distorsiona la economía agravada por los efectos globales de la guerra en Europa del Este, la inflación y las secuelas negativas de la pandemia COVID-19.

La reelección del Presidente Abinader socava la estabilidad democrática, hunde en la improvisación las instituciones nacionales destinadas a distribuir el presupuesto a través de políticas públicas, empeora el clima de ingobernabilidad, contribuye a desestabilizar el orden constitucional y divide la sociedad Dominicana.

La crisis sanitaria expandió la militarizacion del país, destruyó el aparato productivo, impulsó a más de 1 millón de dominicanos a la extrema pobreza, condenó al 76% de los hogares a la escasez de alimentos y debilitó la cohesión social.

A efectos prácticos, la actual crisis estructural en que se debate el país tiene a su vez componentes locales que promueven la exclusión social, la desorientación del mercado cambiario, la inseguridad jurídica, instiga el conflicto socio político permanente, aleja las inversiones extranjeras, propicia los monopolios y añade combustible para la conculcación de los derechos fundamentales.

El trauma psicosocial de la crisis de gobernabilidad registra más de 1 millón de hogares con problemas de Salud Mental, deserción escolar, ausentismo laboral, aumento del suicidio y de los divorcios, aparición de enfermedades neurológicas y cardiovasculares en jóvenes de entre 18-35 años y desacelera el nivel de vida de la población.

Los niveles de agitación política desde el propio gabinete de gobierno, las constantes diatribas públicas, la alteración de las convenciones en el ordenamiento jurídico, la estabilización del Estado mantiene secuestrada La Paz pública.

Ante el grado de descomposición del sistema político, el debilitamiento de la institucionalidad en las FFAA y PN, la ansiedad mostrada por los Ministros y Directores Generales involucrados en actos de corrupción que salpican el entorno del Presidente Abinader las renuncias en el gabinete se maquillan bajo licencias forzosas lo que explica el grado de deserción.

El grado de insatisfacción popular, la desconfianza de la población en las autoridades, la falta de mecanismos de control dentro del gobierno que puedan garantizar el seguimiento de las inversiones públicas, la improvisación de los programas sociales de la Presidencia son componentes de la implosión social en que vive el país.

El trauma social y político tiene sus causas y sus consecuencias. Puede ser negado en los medios de comunicación, manipulado momentáneamente en las cifras del crecimiento económico del Banco Central, distorsionado en apariciones públicas de los incumbentes de área mediante tretas mediáticas pero se reduce el espacio de maniobra política.

La sociedad Dominicana comienza a reflexionar el hartazgo político que viene desde la militarizacion del Congreso en 2019, la división del PLD, se prolonga la crisis de credibilidad hasta 2022 materializando su disgusto con el modelo político y económico al año 2024.

Comparte esta noticia!

Destacadas

Diputados proponen crear la provincia «Francisco del Rosario Sánchez»

Publicado

on

Santo Domingo, RD

Un grupo de diputados sometieron un proyecto de ley para crear la provincia Francisco del Rosario Sánchez, que tomaría lugar de lo que actualmente es Santo Domingo Norte.

Esta propuesta se suma a otra que pretende crear la también provincia Ramón Matías Mella.

El proyecto de crear la provincia Francisco del Rosario Sánchez es autoría del diputado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) Sócrates Pérez Lorenzo.

En los considerandos, el proyecto indica que la composición socio-económica actual de la provincia Santo Domingo, dividida en tres regiones, promueve la «incomunicación y la imposibilidad de integrarse adecuadamente para lograr una identidad propia que permita crear un plan estratégico».

También, considera que la división actual de la provincia y su «gran extensión», «dificulta el manejo, desarrollo y prestación eficaz de los servicios básicos».

Segregación

La nueva provincia se crearía a partir de la segregación de la provincia Santo Domingo, específicamente del municipio Santo Domingo Norte.

La provincia estaría integrada por los sectores de Villa Mella, Sabana Perdida y Los Guaricanos, con sus centros rurales, urbanos, y por el distrito municipal de La Victoria.

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Destacadas

Iglesia Católica en Santiago dice el país necesita otra gesta restauradora

Publicado

on

Félix Parra | jueves, 11 agosto 2022


A través del editorial de esta semana del periódico Camino, órgano oficial de la Iglesia Católica, ésta plantea que el país necesita otra restauración, iniciando por el rescate de la honradez a todos los niveles.

Indica que una vez el pueblo dominicano recordará uno de los hechos más trascendentes de nuestra historia, nos referimos a la gesta restauradora. Aquella acción en la cual sus protagonistas, pusieron la conquista de la libertad perdida, por encima de cualquier interés grupal y personal.

La Independencia lograda el 27 de Febrero de 1844, 17 años después había sido mancillada por un nuevo amo. Entre Haití y España, quisieron poner cadenas a nuestros sueños libertarios.

Después de 159 años de la Restauración de la República, el país necesita otra restauración, pero lejos de la guerra. Ahora hay que restaurar la esperanza perdida de tener un país mejor. Sueño que muchos han echado a un lado, y hasta ponen obstáculos para que así sea.

“Hay que restaurar la actividad política, para hacer de ella una senda que nos lleve a la justicia social. Hay que restaurar la honradez a todos los niveles, para que el mandato divino de No Robarás, no se quede en una frase que rebota en muchas conciencias”, precisa.

Entiende que además hay que restaurar la familia, para evitar que en muchas de ellas continúen fomentándose los antivalores.

Restaurar la vida de tantos jóvenes que van por las calles sin rumbo y vacíos de ideales.

Explica que 159 años después de la Restauración, cuidado si nos quedamos proclamando alabanzas a los gestores de esta lucha, mientras negamos con nuestra conducta los principios que ellos enarbolaron.

“Hoy necesitamos izar la bandera del compromiso patriótico, que nos llevará a construir la Patria que anhelamos”, subraya.

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Destacadas