Síguenos:

Destacadas

A casi dos años de Gobierno y lo que pinta hacia 2024

Publicado

on

Por Fernando Peña

Nadie con certeza puede predecir, pronosticar resultados electorales para el 2024.

No hay método científico que nos lleve a ese punto.

Solo los fanáticos del gobierno o de la oposición pueden hacer pronósticos faltando dos años para el certamen electoral.

Y miren que los procesos políticos están muy condicionados por la evolución de la economía mundial y en nuestro caso local.

Porque la inestabilidad económica podría seguir provocando movimientos y protestas sociales.

Vamos a estar claro, la gente, los votantes, toman en cuenta su situación económica cuando se acercan las elecciones y juzgan al gobierno basados en si este ha mejorado su situación.

El alto costo de la vida, la inflación, que licua día a día el ya escaso valor del peso, la delincuencia son las causas de las preocupaciones de todos los dominicanos. Cada día se ve un aumento de la violencia y el vandalismo.

La gente no le importa nada, es que le cumplan.

Si la gente nota que desde el gobierno lo único que se hace es empeorar su nivel de bienestar, salen entonces a defender sus intereses.

Y echan al partido del gobierno.

Fracasa el partido que llevó al poder a personas sin la capacidad y tacto político para mejorar la economía.

La gente quiere beneficio, trabajo, seguridad y mejores condiciones de vida.

El presidente Luis Abinader tiene que cumplir las responsabilidades que asumió, lo que prometió y si no cumple será la estocada que hará que la gente, no lo elija para seguir gobernando. Simple.

Y como el no es tan bruto, de seguro que en estos dos años que faltan tomará medidas, hará obras, intentará mejorar la situación económica.

Entonces, tiene posibilidades de quedarse, de reelegirse.

Siendo así, la oposición, los partidos de oposición solo tienen un camino, UNIDAD. Crear un gran frente opositor y elegir un candidato presidencial.

Si van al final de la contienda separado, si no se unen, pierden, aquí nadie gana solo, ni san Leonel, ni san PLD, ni san Luis, ni san PRD, nadie, absolutamente nadie.

Y quien menos puede unir es el gobierno, Luis Ainader, porque golpeó a propios perremeistas, aliados y posibles aliados. Y enfrentó a todos los partidos, una locura.

Y aunque no podamos pronosticar, si podemos elegir ciertas variables fundamentales que determinarían el porcentaje de voto que recibiría un partido o los partidos en las próximas elecciones.

Y asegurar que, si todas las variables anteriores mejoraron, si Luis cumple, mejora la situación de la gente existiría la probabilidad que Luis Abinader, su partido PRM, ahí siga, gobernando.

Tamaña tarea la del gobierno y Luis Abinader, porque le queda más de un año para mostrar el crecimiento del país, del Estado, bajar la tasa de desempleo, el nivel de ingreso, el apoyo a la salud y a los mayores-ancianos, el acceso a la educación, el nivel de corrupción o de inseguridad, etc.

Así y solo así, con estos indicadores, aunque la oposición se una, podría dar la batalla de su reelección, pero si va mal el gobierno, como va, si no cumple y mejora las condiciones de vida de la gente, de su economía, si el partido de gobierno PRM va mal, como va, o sea, si está reprobado en al menos dos de estos indicadores, de seguro que la gente, por ningún motivo, votará de nuevo por ello.

                                                                                                                                                     

Comparte esta noticia!

Destacadas

Experto afirma monorriel no es solusión al probelama del transporte de pasajeros de Santiago

Publicado

on


Según el experto en canales y puertos doctor ingeniero de caminos Carlos Sully Bonnelly Ginebra el monorriel que se construirá en Santiago, con una inversión de 38,505 millones de pesos no responde a razones de eficiencia y eficacia, por lo que entiende no es la solución al problema del sistema de transporte de pasajeros, en esta ciudad.


En tal sentido, el reputado ingeniero asegura que la demanda de servicio de transporte público en la ciudad corazón se puede satisfacer con un sistema de autobuses de altas prestaciones, por lo que el monorriel no es necesario.



Ginebra, quien también es Consultor en Economía de Transporte y Proyectos de Asociación Público-Privada, expresa que el monorriel contrasta con la alternativa de inversión del Plan Integral de Movilidad Urbana Sostenible de Santiago (PIMUS), realizado en 2018.

Explicó que el PIMUS, elaborado con el patrocinio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Consejo para el Desarrollo Estratégico de la Ciudad y el Municipio de Santiago (CDES) y el Ayuntamiento de Santiago, es la fórmula eficaz para solucionar el problema del transporte público en la capital del Cibao.

Dicho proyecto estipula 151 autobuses para atender todo el servicio, con una capacidad del sistema de 12,260 plazas (80 autobuses de 100 pasajeros y 71 autobuses de 60 pasajeros), reduciendo paulatinamente las unidades de concho (en malas condiciones) que actualmente dan el servicio.

Esa propuesta -añade el experto- permitiría negociar con los sindicatos la chatarización de los vehículos del concho por número de plazas de los nuevos autobuses.

Detalla que los costos de su aplicación, incluyendo compra de autobuses y adecuación de la vialidad de los carriles únicos y compartidos, construcción de estaciones y sistema de recaudo, es de RD$25,905 millones, 12,505 millones menos que la inversión que hará el gobierno en el monorriel.

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Destacadas

Abinader muestra garras y mortifica con la reelección

Publicado

on

Guarionex Rosa
guarionexrosa@hotmail.com
Santo Domingo, RD

“No mires pa´trá”, que el titular de LISTÍN DIARIO en su edición del pasado lunes lo definió como el grito de campaña del PRM, en la voz del presidente Abinader, durante el acto de instalación de las nuevas autoridades de ese partido, dice más que el gobernante se toma su tiempo.

Los cercanos a Abinader dirían que el gobernante no quiere apresurar su lanzamiento de campaña por la reelección del 2024, sino que esperará aún más, para mortificación de sus opositores que quisieran atacar ese flanco aparentemente débil de una jornada a destiempo, dos años antes.

Quizás por ello el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta Romero, rechazó los alegatos opositores de que el presidente Abinader se lanzó con su discurso a la carrera reeleccionista. Peralta Romero estaba en la segunda línea de la mesa directiva y aplaudió con entusiasmo.

La admonición donde el presidente desafió a sus opositores a que “aporten o se aparten”, tuvo lugar en un acto al parecer muy bien organizado en el palacio de los deportes del Centro Olímpico de la capital, con la participación de delegados de todo el país y  la crema y nata del PRM y amigos.

Abinader mostró sus garras. Como en anteriores discursos de tinte político, el pasado domingo provocó a sus opositores. Como hacía el doctor Balaguer y gobernantes posteriores a su época de 22 años, no se definió expresamente sobre sus planes para el 2024, pero se supone lo que tiene “in pectore”.

El gobernante no consigue razones para evadir una postulación en las venideras elecciones presidenciales, pero muchas para seguir el pedido de sus partidarios, que no hace mucho derogaron de los reglamentos del PRM la no reelección, citando que la Constitución la autoriza.

Se diría que casi todo el mundo dominicano piensa que el presidente Abinader buscará un segundo período, como lo hicieron sus antecesores Leonel Fernández y Danilo Medina, con éxito. Quien está al frente del desafío al presidente Abinader es justamente Fernández, tres veces presidente.

Si lograra su propósito, el doctor Fernández, que trabaja día y noche por consolidarse como el principal adversario con figura presidencial hasta ahora, querría ingresar en el círculo estrecho de gobernantes que repitieron en el puesto tras la caída de la dictadura de Trujillo, gobernante por 31 años.

Fernández, un peleador empedernido por la Presidencia, ataca los flancos que entiende débiles del gobierno actual, escasamente reconoce algo bueno y rebate los argumentos de que la economía, el turismo, las construcciones y las zonas francas, están bien como lo hizo en su artículo del lunes en LD.

Leonel le “cortaría los ojos” a quienes ya amigos o adversarios le sugerirían que está fuera de la realidad en sus intentos, como hizo hace días en una carta pública abierta el periodista e historiador Miguel Guerrero a quien no respondió y posiblemente no hará en el futuro.

Abinader ataca
En el ataque de Abinader a sus opositores en la asamblea política no solamente se destacó el fondo de su mensaje sino también el lenguaje corporal desafiante y provocativo, a sabiendas de que tal ataque encontraría la reacción opositora y tal vez, sacar de quicio a quienes ven caduco al ex gobernante.

El presidente Abinader, al parecer entusiasmado porque su pieza oratoria le cedería el “momentum” de la política, le advirtió a los electores que el tiempo de los otros mandatos “ya caducó”, una referencia innombrada a Fernández y a Medina, cuyo empeño es mantener el partido con bríos aunque no sea para su cosecha.

Abinader sabe que Fernández tiene muchos recursos, cuenta con un sector oligárquico que creció a más no poder durante sus tres períodos de gobierno, de un sector militar que en su retiro acomodado rumian sino la vuelta a los puestos bien rentados, a la influencia que dimana del poder.

Fernández tiene su sector popular que nadie a ciencia cierta sabe cuán grande es en una sociedad olvidadiza, que hace pocos años seguía a los abanderados de los juicios populares contra el político por las acusaciones de corrupción en sus cuatrienios. Cariacontecido entonces, el ex gobernante reclama otro turno.

El presidente Abinader trabaja también día y noche, al punto que algunos de los suyos y estudiosos de la conducta humana creen que debe descansar más. Contrario al decir popular de que el doctor Balaguer trabajaba las 24 horas, lo cierto es que descansaba bastante en siestas vespertinas.

Como Abinader, que no visita Juan Dolio, Fernández y Medina tampoco utilizaron la casa presidencial, que se degradó al punto de que a la llegada del presidente Guzmán en 1978, tuvo que ordenar su remodelación y restaurar el menaje de casa sustraído por el personal de servicio y custodia.

Un periodista que visitaba con frecuencia la playa recordaba cómo se sorprendió cuando en casa de una familia de aldeanos, le brindaron café en una taza de porcelana de Bavaria, mientras comía su almuerzo de pescado frito al estilo Boca Chica con tostones. La pieza venía al parecer de la casa presidencial.

Las bandas en Haití
Al presidente Abinader le preocupa que bandas armadas han tomado calles de ciudades y campos de Haití, en un recuerdo de lo que pasó en Jamaica en el verano de 2010 cuando el gobierno de esa isla tuvo que mandar militares y policías contra el bastión de Christopher “Dudus” Coke, en Kinsgton, la capital.

Coke y sus seguidores se habían hecho fuertes en Tivoli Gardens, un tugurio de la capital y desde allí, protegido por las armas y las drogar desafiaron la autoridad del gobierno. Al final de junio del año mencionado, tras un saldo de muchos muertos, el Coke fue arrestado y extraditado a USA.

El endeble gobierno del primer ministro haitiano Ariel Henry no tiene fuerza ni legitimidad para concitar el apoyo popular y lanzar una ofensiva de sangre y fuego contra las diversas bandas que pululan en el país y que cuentan al parecer con la simpatía de uno que otro delincuente dominicano desarraigado.

La parte dominicana podría hacer lo que muchas veces ha hecho Israel y Estados Unidos, que es cruzar fronteras y capturar terroristas y malhechores que han atentado contra sus intereses como en los casos de secuestros y asesinato de personas, robo de vehículos y tráfico de drogas y armas

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Destacadas