Síguenos:

Desde Nueva York

A medida que aumenta el turismo, Times Square espera recuperar el brillo

Publicado

on


AP News
Nueva York, Estados Unidos
David Cohen anhelaba regresar a los días en que los negocios florecían en la tienda de souvenirs de su familia en Times Square.


Si bien los turistas han comenzado a regresar, el tráfico peatonal hacia los recuerdos del Grand Slam aún no es lo que era antes de la pandemia del coronavirus, cuando hordas de visitantes globales se apiñaban bajo el dosel de vallas publicitarias eléctricas justo afuera de su puerta.

Pero el regreso de turistas extranjeros a un lugar conocido popularmente como la encrucijada del mundo puede ayudar a acelerar la recuperación de empresas como la suya, muchas de ellas tiendas familiares, que colectivamente emplean a miles de personas y sirven como una de las más importantes de la ciudad de Nueva York. importantes motores económicos.


“Les damos la bienvenida con los brazos abiertos”, dijo Cohen después de que Estados Unidos comenzara a permitir la entrada al país de viajeros internacionales vacunados este mes. «Tenemos un largo camino por recorrer».

Times Square se ha mantenido durante mucho tiempo como un emblema del ajetreo y el bullicio de Nueva York. Pero cuando los teatros de Broadway cerraron sus puertas y la ciudad se convirtió en un epicentro temprano de la pandemia global, 9 de cada 10 negocios en el área cerraron, según un grupo cívico del distrito, The Times Square Alliance.


«Realmente éramos un símbolo para el mundo de la pandemia y la pausa», dijo Tom Harris, presidente de la alianza.

Desde entonces, tres cuartas partes de las empresas del área han reabierto, poco a poco, a medida que los espectáculos de Broadway comenzaron a reabrirse para el público que solo estaba vacunado.

Entre los que se esperan reiniciar se encuentran los negocios que no atienden directamente a los turistas, pero que son parte del ecosistema de entretenimiento de la ciudad.


El taller de reparación de zapatos de Sam Vasili reabrió el mes pasado en la calle 51 del Gershwin Theatre, donde había operado durante tres décadas antes del cierre prolongado de una pandemia.

El propietario Sam Smolyar sonrió una tarde reciente cuando compartió la noticia de que una producción de Broadway que reabría cerca había solicitado su ayuda. Durante años, ayudó a equipar a las Rockettes con botas a medida. “Dependemos del teatro y de los negocios de aquí”, dijo.


Él espera que más gente comprando boletos en Broadway signifique tiempos más ocupados.

“Empieza a mejorar”, dijo Vasili, que emplea a tres personas en la tienda.

Justo antes del brote de COVID-19, la ciudad de Nueva York registraba un número récord de turistas: 66,6 millones en 2019, incluidos 13,5 millones de fuera de los EE. UU. Luego, la pandemia provocó severas restricciones a los viajes al extranjero.

Hace meses que se lleva a cabo un bombardeo de marketing para recordar a los estadounidenses que la ciudad de Nueva York está nuevamente abierta para los negocios y lista para las masas visitantes. Ahora la ciudad está ampliando su alcance a quienes se encuentran fuera de los Estados Unidos, quienes son especialmente codiciados porque gastan más tiempo y más dinero durante sus visitas.


Si bien los viajes nacionales representaron el 80% de los visitantes, los turistas extranjeros representan aproximadamente la mitad del gasto turístico de la ciudad y, por lo general, representan la mitad de todas las reservas de hoteles.

Harris, de Times Square Alliance, dijo que el distrito ya se está recuperando. Desde mayo, dijo, el número de peatones contados en algunos lugares ha aumentado de 150.000 por día a 250.000, todavía muy por debajo de las aproximadamente 365.000 personas que transitaban por la cuadrícula de calles antes de la pandemia.


«Entre el regreso de Broadway, el regreso de los turistas internacionales», dijo Harris, «realmente esperamos estar en esos números antes de la pandemia antes de lo que la mayoría de la gente predice».

Entre los visitantes que regresaban había gente como Marina Galán, que se empapó en Times Square desde las gradas bajo una cascada de luces. Ella y sus amigos volaron a Nueva York desde Madrid el primer día en que se abrieron las fronteras estadounidenses a los turistas vacunados.


«Cuando regrese a Nueva York, esto es lo que quiere ver», dijo. «Todo ha vuelto a la normalidad».

Su amigo Pablo León dijo que estaba ansioso por regresar. El grupo se arriesgó en marzo pasado cuando compraron boletos para el musical de Broadway Hadestown, a pesar de no estar seguro de cuándo se les permitiría viajar a Estados Unidos.

“Esa fue la verdadera apuesta porque compramos los boletos para esta noche, sin saber si íbamos a poder venir aquí”, dijo León.


NYC & Company, la agencia de turismo de la ciudad, está gastando millones de dólares en el extranjero para atraer a los turistas. Proyecta 2.8 millones de visitantes extranjeros para fin de año, una astilla de los 13.5 millones que visitaron en 2019. Con la reapertura de las fronteras, los funcionarios esperan que el número de visitantes aumente de manera constante en los próximos años y nuevamente alcance niveles récord en los próximos años. cuatro años.

«Esperamos hacer todo lo posible para acelerar ese cronograma», dijo Chris Heywood, vicepresidente ejecutivo de la agencia.


La campaña se centra inicialmente en Canadá, México, Brasil, Corea del Sur y partes de Europa, pero probablemente se expandirá a otros países, posiblemente a China, un mercado particularmente lucrativo porque los visitantes chinos gastan significativamente más que otras nacionalidades.

Los visitantes chinos, sin embargo, pueden decidir quedarse por ahora debido a los requisitos de cuarentena en casa, al menos dos semanas al regresar de un viaje al extranjero.

“Las excursiones de un día y los turistas nacionales están ayudando a Broadway, los museos y los restaurantes, pero Nueva York no puede alcanzar nuestro nivel de visitantes antes de la pandemia hasta que el turismo internacional regrese por completo”, dijo el Contralor del Estado de Nueva York, Thomas P. DiNapoli. «Reabrir las fronteras de Estados Unidos es de gran ayuda, pero otros factores, más allá de nuestro control, hacen que sea difícil ver cuándo volveremos a los números que teníamos antes de que el mundo cerrara».


El regreso de tradiciones anuales como el gran desfile de Acción de Gracias de la ciudad de Nueva York y la celebración de la víspera de Año Nuevo en Times Square podrían atraer a más visitantes.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, también anunció una iniciativa de $ 450 millones para ayudar a revitalizar la industria del turismo.

En un día reciente, William Brownstein vendió boletos para clubes de comedia a los transeúntes que ahora podrían estar listos para reírse de los meses de noticias sombrías.


«Con todas las locuras que están sucediendo», con republicanos y demócratas, con puntos de vista a favor y en contra de las vacunas, «hay que reírse», dijo Brownstein, quien regresó de su pausa no planificada en mayo, poco después de que se inauguraran los clubes de comedia. permitido reabrir.

«Creo que a medida que pase el tiempo, veremos venir a mucha más gente», predijo. «Solo llevará un poco de tiempo, pero volverán como antes».

Comparte esta noticia!

Desde Nueva York

Estados Unidos exigirá a viajeros prueba negativa de COVID-19 realizada un día antes del viaje, a partir del lunes 6 de diciembre

Publicado

on

En momentos en que Estados Unidos está detectando más casos de infectados con la variante ómicron del coronavirus, sus autoridades han decidido modificar los requisitos de entrada para los viajeros.

 

En tal sentido, a partir del lunes 6 de diciembre se exigirá a todos los viajeros mayores de 2 años el resultado negativo de una prueba viral COVID-19 (antígenos o PCR) tomada 1 día antes de abordar su vuelo para ingresar a territorio norteamericano. A los viajeros también se les exigirá confirmar en forma de declaración jurada que la información que presentan es cierta.

Se recuerda que además de la prueba negativa, los viajeros extranjeros deberán estar con el esquema completo de vacunación y proporcionar la documentación del estado de vacunación antes de abordar el avión.

Solamente alguien se considera totalmente vacunado en los siguientes casos:

-2 semanas (14 días) después de haber recibido la dosis de una vacuna de dosis única aceptada.

-2 semanas (14 días) después de haber recibido la segunda dosis de una vacuna de 2 dosis aceptada.

-2 semanas (14 días) después de haber completado el esquema de vacunación con una vacuna contra el COVID-19 aceptada (no placebo) en un ensayo clínico.

-2 semanas (14 días) después de haber completado el esquema de vacunación con una vacuna contra el COVID-19 Novavax (o Covavax) (no placebo) en un ensayo clínico fase 3.

-2 semanas (14 días) después de haber recibido 2 dosis de cualquier combinación de vacunas contra el COVID-19 aceptadas que han sido administradas en un intervalo de al menos 17 días.

Si no reúne estos requisitos, las autoridades consideran que el pasajero no tiene la vacunación completa. Aunque haya padecido COVID y solo se le haya aplicado una dosis de las vacunas de 2 dosis, no se considera esquema completo en los Estados Unidos

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Desde Nueva York

Estados Unidos detecta en más estados infectados con ómicron

Publicado

on

WASHINGTON.- Estados Unidos está detectando más casos de infectados con la variante ómicron del coronavirus. Nueva York anunció el sábado tres casos más de la ómicron, elevando a ocho el total de contagios en el estado.

“La variante ómicron está aquí y conforme a lo anticipado estamos viendo el inicio de su propagación entre la comunidad”, dijo la comisionada de Salud, Mary Bassett, en un comunicado.

También ha aumentado el número de estados en los que se ha detectado la nueva variante, entre ellos Massachusetts, que anunció su primer caso el sábado, un día después de que Nueva Jersey, Georgia, Pensilvania y Maryland anunciaran sus primeros contagios. Missouri informó el viernes de un caso que supone podría ser su primer infectado.

La variante ya ha sido detectada también en Nebraska, Minnesota, California, Hawai, Colorado y Utah.

En Nueva York, siete de los casos corresponden a la Ciudad de Nueva York —epicentro global de la pandemia durante algún tiempo— y el otro al condado de Suffolk.

La llegada de ómicron ocurre cuando los hospitales del estado continúan con escasez de personal y una alta carga de trabajo debido al aumento de los casos de coronavirus, la mayoría de la variante delta.

El número de personas que han dado positivo en las pruebas diagnósticas que se efectúan a diario en el estado se ha duplicado en los últimos 30 días.

La gobernadora Kathy Hochul autorizó en los últimos días al Departamento de Salud a que restrinja los procedimientos no esenciales o urgentes en los hospitales, que están por quedarse sin camas, y desplegó equipos de la Guardia Nacional para que releven a los trabajadores de salud en las clínicas que tengan falta de personal y más hospitalizados.

Quince miembros de la Guardia Nacional llegaron el sábado al hospital Monroe Community en Rochester, según el medio WROC.

El miércoles, el vicegobernador Brian Benjamin anunció que el estado enviaría a 13 equipos de la Guardia Nacional al condado de Nueva York, en el oeste, cuyo ejecutivo local, Adam Bello, declaró un estado de emergencia.

Los casos de ómicron en Nueva York al parecer no están relacionados unos con otros, informó Hochul.

Uno de los infectados es un hombre de Minnesota que asistió a una conferencia de anime efectuada durante tres días en noviembre en la Ciudad de Nueva York. Las autoridades han pedido a quienes asistieron a esa conferencia que se hagan una prueba diagnóstica y utilicen mascarilla cuando estén en público.

Aún se desconocen muchas características de la ómicron, entre ellas si es más contagiosa— como sospechan algunas autoridades de salud—, si es invulnerable ante las vacunas actuales y si enferma a las personas tanto como la variante original.

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Destacadas