Síguenos:

Desde Nueva York

Pese a auge del crimen en Nueva York el alcalde liberará más presos por escasez de guardias en temida prisión Rikers Island

Publicado

on

ElDiarioNY. Decenas de peligrosos reclusos que cumplen condena en Rikers Island saldrán prematuramente como parte de un intento del alcalde Bill de Blasio para hacer frente a la escasez de agentes penitenciarios dispuestos a trabajar allí, alertó New York Post.

Sería la segunda ola de delincuentes condenados a los que se les concede libertad anticipada desde el año pasado en Rikers Island, cuando los funcionarios utilizaron la pandemia de COVID-19 para justificar la devolución a las calles de alrededor de 180 presos.

Esos primeros reclusos se encontraban entre los más de 1,500 que fueron liberados el año pasado debido a la crisis del coronavirus, lo que redujo la población carcelaria de la ciudad a 4,363 presos, un nivel no visto desde hace más de 70 años.

Irónicamente y sin sorpresas, la escasez de guardias de prisiones se produce mientras la ciudad vive un aumento en los tiroteos y agresiones graves que ayudaron a aumentar la población carcelaria diaria promedio en 5,730 presos en julio, su nivel más alto en más de un año, según las estadísticas más recientes del Departamento de Servicios de Justicia Criminal del estado Nueva York (DCJS).

Otro reporte alarmante del DCJS advierte que el año pasado los fiscales de distrito de NYC se negaron a enjuiciar a los detenidos a casi el doble de la tasa de 2019, lo que dejó a 6,522 sospechosos fuera de juicio. En total, los acusadores de oficio retiraron todos los cargos en 16.9% de los 38,635 casos de delitos graves que se cerraron en la ciudad de Nueva York durante 2020.

El segundo lote de liberación de condenados estaba programado para comenzar el jueves pasado, pero se retrasó cuando la mortal tormenta Ida golpeó la región. “El alcalde quiere cerrar Rikers y aprovechará cualquier oportunidad para liberar a los prisioneros”, dijo una fuente anónima. De Blasio “Se va en poco más de tres meses y quiere liberar a tantos prisioneros como pueda”.

“Sólo quedan los peores criminales en la cárcel: personas con arrestos por armas de fuego, tiroteos, delitos sexuales, etc. Nadie por robo en tiendas”, criticó la fuente. Al momento, los funcionarios mantienen muy bien guardados la cifra y los nombres de quienes están programados para su liberación anticipada porque De Blasio “no quiere el rechazo que recibió la última vez cuando liberó a delincuentes peligrosos”.

La semana pasada el alcalde culpó de la creciente violencia en NYC a la falta de juicios realizados por el sistema judicial estatal, paralizado por el coronavirus, afirmando que en total sólo se emitieron 18 veredictos penales en la primera mitad de este año. El número es asombrosamente bajo en comparación con 405 sentencias durante el mismo período previo a la pandemia, en 2019.

En el pasado reciente, varios factores que analistas, líderes sindicales, políticos y los propios ciudadanos han vinculado con el auge de la violencia son las controvertidas reformas de la fianza en el estado NY vigentes desde enero de 2020 con el apoyo del entonces gobernador Andrew Cuomo; la liberación masiva de presos para evitar contagios por el coronavirus; la crisis de salud mental con más indigencia en las calles y el Metro; y la reducción de fondos a la policía promovida por el propio De Blasio.

Por meses De Blasio y el entonces gobernador Cuomo se culparon mutuamente por el aumento de la delincuencia en la ciudad, y el alcalde señalaba con el dedo al sistema judicial que está controlado por el estado. En tanto, Cuomo atribuía la ola de crímenes “devastadora” al sentimiento anti-policía y a la decisión del alcalde de liberar a presos de Rikers Island durante la pandemia. La nueva gobernadora, Kathy Hochul, no ha comentado al respecto.

El pasado fin de semana largo de Labor Day, de nuevo la ciudad vivió una ola criminal, especialmente por violencia armada, incluso a plena luz: 8 personas recibieron disparos el viernes, 9 el sábado y 13 el domingo. Suman 1,305 víctimas de balas en 1,086 incidentes en NYC en lo que va de año.

Comparte esta noticia!

Desde Nueva York

Senador Carlos Gómez anuncia en NY proyecto para eliminar impuestos a pasajes aéreos

Publicado

on

  • Dijo que también busca establecer por ley la exención de impuestos a los dominicanos en el exterior

El senador del PRM por la provincia Espaillat, Carlos Manuel Gómez Ureña, anunció este sábado que ha sometido un proyecto de ley para eliminar el impuesto a los pasajes aéreos hacia la República Dominicana, y afirmó que el presidente Luis Abinader cumple sus compromisos con la diáspora.

Dijo que hay consenso para aprobar el proyecto que eliminará las altas tarifas a los vuelos que cuenta con el copatrocinio del senador Franklin Alberto Rodríguez Garabitos, de la provincia San Cristóbal.

“Tenemos que buscar la forma de que los dominicanos no tengan que pagar tantos impuestos”, explicó Gómez.

Adelantó que con el visto bueno del presidente Abinader también se busca por ley establecer la exención de impuestos a los dominicanos en el exterior.

Gómez, quien acompaña al presidente en los actos masivos y conferencias que encabeza el mandatario estuvo ayer en la juramentación de más de dos mil nuevos ciudadanos dominicanos hijos de criollos en la diáspora en el centro deportivo Armory y en la jornada “Primera Agenda Integral de Cooperación y Desarrollo” organizada en el teatro United Palace por el congresista Adriano Espaillat.

“El gobierno del presidente ha sido muy acertada en la comunidad de Nueva York, todos los dominicanos lo estaban esperando y él, anunciará muchas cosas nuevas”, indicó el senador Gómez.

“Además, quiero agradecer a los dominicanos en la diáspora por todos los aportes que están haciendo al país, lo cual ha sido reconocido, por lo que hemos sometido proyectos de leyes en beneficio de la comunidad dominicana”, dijo el legislador en el Armory.

Valoró también como muy positivo el discurso de Abinader en el evento del teatro diciendo que “como vimos aquí, la comunidad recibió respuestas del presidente que está edificado en cada uno de los temas nacionales y en la diáspora”.

El senador sostuvo que salieron todos muy contentos del teatro “nosotros estamos trabajando en varios proyectos de leyes a través del congreso que ya están muy adelantados”.

Dijo que esos proyectos no solo van en beneficio de la diáspora dominicana, sino también de todo el que vive en la República Dominicana, expresó después de finalizar el acto en el teatro.diariolibre

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Desde Nueva York

A 20 AÑOS DE LA CAÍDA DE LAS TORRES GEMELAS El día que el mundo cambió

Publicado

on

A las 8:46 de la mañana del 11 de septiembre de 2001, la ciudad de Nueva York fue estremecida por el impacto de un avión en uno de sus símbolos icónicos. A las 9:03, se produjo el otro choque.

Yadimir Crespo
yadimir.crespo@listindiario.com
Santo Domingo, RD

Hace 20 años de una catástrofe que sacudió el mundo: el desplome de las Torres Gemelas luego de un atentado realizado por 19 yihadistas.

Al día siguiente, la mayoría de periódicos tenían en primera plana la humareda que salía de alguna de las torres o ambas antes de que se convirtieran en un polvillo que azotaría la cosmopolita ciudad. “Conmoción Mundial” se leía en la primera plana de Listín Diario, no era para menos, el pánico se extendió de Nueva York al resto del planeta.

La mañana del martes 11 de septiembre de 2001 prometía ser una como cualquier otra.  Los periodistas se preparaban para cumplir sus agendas del día, mientras el jefe de Información de Listín Diario, Tomás Aquino Méndez, coordinaba con los choferes y fotógrafos para distribuirlos a sus respectivos servicios.

Al mismo tiempo, pero a más de 2,500 kilómetros de distancia, cientos de empleados iniciaban sus labores en las oficinas ubicadas en los altos edificios de Wall Street, entre ellos el símbolo del comercio estadounidense: el World Trade Center en las Torres Gemelas.

Faltando 15 minutos para las 9:00 de la mañana, el vuelo 11 de American Airlines secuestrado por 5 yihadistas, luego de que despegara desde Boston, se estrelló entre los pisos 93 y 96 del edificio norte.

Una televisión analógica, de esas “con el barrigón para atrás”, que siempre sintonizaba CNN acaparó la atención de los que estaban a su alrededor en la bulliciosa sala de redacción de Listín Diario, República Dominicana. En la pantalla mostraban las primeras imágenes de lo que parecía ser un accidente aéreo en las icónicas torres de 115 metros de altura.

Aquino Méndez creía que se trataba de algún anuncio de una nueva película de drama o ciencia ficción, mientras que el entonces asistente del director, Fabio Cabral, veía el audiovisual a distancia, pensando que era un simple accidente; la realidad era que se trataba de un atentado que cobró la vida de casi 3,000 personas.

“Creíamos que era un accidente hasta que vimos cómo la otra aeronave impactó la segunda torre; inmediatamente nos reunimos”, dijo Cabral antes de que Alicia Estévez, jefa de Redacción, le interrumpiera agregando que “la consciencia de que fue un acto terrorista fue con el segundo”.

Cuando suben el volumen de la pantalla chica se dan cuenta de la situación y estaban discutiendo qué iban hacer cuando de pronto y sin nadie esperarlo chocó el segundo, anonadando a los espectadores.

Eran las 9:03 de la mañana cuando el vuelo 175 de United Airlines con 60 pasajeros  y tripulantes, además de cinco terroristas, que también había despegado de Boston con destino a Los Ángeles acababa de estrellarse contra los pisos 77 a 85 de la torre sur, provocando una explosión gigante.

Muchas personas que estaban desalojando el edificio quedaron atrapadas en los ascensores y por encima del piso 85. Se estima que entre 50 y 200 personas saltaron o cayeron de ambas torres.

En ese momento salió de su despacho el director del decano de la prensa, Miguel Franjul, quien quedó atónito luego de ver las imágenes en el televisor de su oficina e inmediatamente convocó a una reunión para analizar los siguientes pasos del día porque a partir de ese momento todo se volcó hacia esa tragedia.

Unos 56 minutos después del impacto del segundo avión, la ciudad escuchó el ruido ensordecedor del derrumbe de la torre sur que en diez segundos mató a más de 800 civiles y rescatistas, mientras sus escombros cubrían toda la zona. La torre norte colapsó tiempo después, tras arder durante 102 minutos.

No todo acabó allí, porque un tercer avión (el vuelo 77 de American Airlines) secuestrado por otros cinco yihadistas se estrelló contra la fachada oeste del edificio de concreto reforzado del Pentágono a las 10:15 de la mañana.

Mientras que un cuarto avión desviado por cuatro terroristas hacia Washington DC fue derribado por sus pasajeros sobre una zona rural, sin que nadie sobreviviera para contarlo.

La jefa de la Redacción, Alicia Estévez, recuerda que para aquella ocasión se tenían destinadas dos extensas páginas del conocido formato “sábana” en que se imprimía el decano de la prensa para los premios Grammy Latino, pero lo que aconteció a tempranas horas del inolvidable 11 de septiembre acaparó los ojos de todo el mundo.

El impacto del hecho fue tal que posiblemente haya sido la única vez en la que casi todos los periódicos del mundo abordaron la misma portada.

Las implicaciones para la diáspora dominicana y el país eran tan diversas que la sección de mundiales no fue suficiente para abordarlas por lo que, aunque varios de los ejecutivos se opusieron, se preparó para el día siguiente una edición especial dedicada exclusivamente a este trágico episodio.

Extenuante jornada
“Recuerdo que fue una jornada larga, no nos fuimos, fue el día entero trabajando con eso”, dijo Estévez.

Los servicios periodísticos continuaban en pie; sin embargo, todo se tornó hacia el hecho catastrófico que había acontecido en la cosmopolita Nueva York, y la responsabilidad ahora era buscar reacciones, contactar a corresponsales, realizar análisis y obtener entrevistas, así como también las estadísticas de los afectados, las cuales crecían conforme avanzaban las horas.

Aunque se preparó una edición especial por separado, las páginas del periódico rompieron su diseño para abordar desde la perspectiva social, económica, deportiva e incluso psicológica cómo el hecho afectaría nacional e internacionalmente.

No obstante, no era la primera vez que el Listín, desde su reaparición en 1963, rompía sus esquemas ante un hecho internacional y extendía la portada alrededor de un mismo tema.

“Empezamos a buscar testimonios de dominicanos, llamamos a dominicanos allá, más las cosas que contaban los parientes de los periodistas”, cuenta Franjul, quien había asumido la dirección de Listín Diario hacía apenas un año y dos meses.

El periódico cerró en la madrugada, tardísimo para la hora que acostumbraban hacerlo. El editor de Mundiales, Adolfo Valenzuela, narró que sobrevivió con café y galleticas ese intenso día, teniendo a su cargo junto al editor de Diseño, Yoni Cruz, la edición especial.

Sin embargo, la cobertura no finalizó ese día, un mes después se continuaba dando prioridad a los detalles que surgían conforme avanzaban las investigaciones.

A pesar de que no quieren recordar la experiencia, el equipo de Listín Diario estuvo a la altura de las portadas internacionales, posicionándose incluso entre una de las mejores.

Preocupación
“Las imágenes de millares de ciudadanos huyendo despavoridos por las calles de Mahttan o paralizados de espanto y llanto ante las dantescas imágenes de las torres gemelas desplomándose; un inventario de muertos y heridos aún sin levantar; una economía sacudida por esa onda expansiva del terror, han conturbado a todo el planeta”, cita uno de los párrafos del editorial del 12 de septiembre de 2001, titulado “Aturdidos por el terror”.

La angustia de desconocer las condiciones en que estaban sus familiares carcomía a los periodistas, quienes pausaron sus labores para confirmar que continuaban con vida aquellos parientes que residían o trabajaban en la que hoy es llamada “zona cero”.

“Bueno, lo primero que hizo Fabio fue llamar a un cuñado”, señaló Alicia Estévez como ejemplo, mientras rememoraba la experiencia.

Fueron esas llamadas la materia prima para el contenido a publicarse al día siguiente, puesto que aunque desde 1995 el periódico contaba con una página web, pocos eran los lectores que tenían acceso a internet o a alguna computadora.

El ambiente de la redacción fue descrito por su jefa como uno de preocupación y tensión, no era para menos si la mayoría de dominicanos tiene parientes residiendo en la Gran Manzana y, según documentos consultados, para el año 2000, la ciudad de Nueva York tenía el número más grande de residentes dominicanos en el exterior.

Entre los escombros del World Trade Center fallecieron algunos 47 nacionales dominicanos, al menos eran las cifras oficiales que se manejaban para noviembre de 2001.

Anécdotas
La entrevistas a dominicanos sobrevivientes fueron el principal contenido del periódico, entre ellas el caso de una prima del diseñador Gabriel Mercedes.

La dama trabajaba en uno de los pisos de la segunda torre. Al momento del primer ataque les dijeron que permanecieran en sus lugares, pero ella desacató la orden logrando salir del edificio luego de correr por las escaleras.

Cándida Acosta, actual editora de Economía, recuerda que se enteró al entrar a la redacción luego de una reunión y ver el choque de la aeronave en la televisión, medio de comunicación fundamental en la difusión de esta noticia. Lo primero que pensó fue que no podía ser un atentado, pero como si hubiesen escuchado su pensamiento, un cintillo de CNN le respondió la duda.

“Todo el mundo voceó y una chica de La Vida, llamada Silvana, cayó en el piso a gritos porque un hermano de ella trabajaba en las aproximaciones de las torres y hubo que asistirla”, narra Acosta, cuyo hermano también trabajaba al lado de las torres gemelas y coincidencialmente ese día no había ido a trabajar.

Pero otra de las historias contadas fue el retraso que salvó a la hija de uno de los colaboradores, quien iba de camino a su trabajo en el World Trade Center cuando impactó la primera aeronave.

Estrellas apagadas
Los 87 pasajeros y tripulantes del primer avión fallecieron instantáneamente al chocar con la torre norte, ese vuelo de American Airlines tenía como destino Los Ángeles, ciudad en la que estaba Ramón Almánzar, periodista de Entretenimiento, a la espera de los Grammys Latino.

Almánzar tenía muchas expectativas por cubrir la segunda edición de los Latin Grammy, pero al ser cancelados, todos querían regresar a sus países para sentirse seguros mientras el temor imperaba en todo Estados Unidos ante el increíble atentado, e l cual describe como “una escena de película”.

Tanto él como los artistas que se preparaban para el evento quedaron en estado de shock y se solidarizaron con las víctimas y sus familiares, de los dominicanos entre ellos Eddy Herrera.

Aunque la palabra miedo no está en su recuerdo, vivió desesperación ante el desconocimiento de cuándo retornaría a la media isla caribeña y si llegaría a salvo.

Luego de incontables peripecias, consiguieron un vuelo hasta Nueva York y de ahí para Puerto Rico, antes de arribar a República Dominicana donde lo recibieron con mucho cariño pero también con miles de preguntas.listindiario

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Destacadas