Síguenos:

Destacadas

La corrupción, los partidos y sus debilidades

Publicado

on

Por Fernando Peña

La corrupción ha existido y existirá siempre. Y los poderes económicos se han mezclado con los políticos, hay una complicidad y han logrado imponer sus intereses sobre las agendas ciudadanas.

Hay un matrimonio de intereses.

Perseguir solo a los políticos no solucionara el problema, tienen que perseguir a los empresarios que participan y corrompen a la clase política dominicana.

Esa complicidad lo que ha hecho es darles una representación política a esos intereses.

Eso ha afectado a los políticos y partidos, no cumplen sus funciones o lo hacen de manera muy limitada.

Los partidos han dejado un vacío que está siendo llenado por actores no políticos, no de partidos políticos, por ello ha sido fácil la penetración de intereses privados corruptos o directamente criminales en la política.

Siendo así lo que manda es fortalecer a los partidos políticos, hacerlo transparente en sus funciones y sus finanzas, así se fortalece a la democracia y se evita sean penetrado por el crimen organizado.

Está demostrado que donde hay organización política sana, con actores comprometidos con un rol público honesto, con pluralismo competitivo, es mucho más difícil la captura de la agenda por parte de intereses privados o la penetración de intereses mafiosos.

Las organizaciones partidarias tienen que formar, crear cuadros políticos para la gestión pública.

Las elecciones pasadas, el ejercicio político de décadas en nuestro país muestran lo fácil que ha sido la penetración de intereses privados corruptos o directamente criminales en los partidos.

Para tener una organización política sana no basta con la buena voluntad, es necesario un entorno propicio e incentivos para atraer a la mejor gente a la actividad político-partidaria.

Cosa que no se está haciendo ni desde el Estado, ni desde el gobierno ni desde los partidos políticos.

Los partidos políticos han devenidos más que en asociaciones de ciudadanos iguales en deberes y derechos, en organizaciones con un dueño, el líder, que decide todos los asuntos relevantes de la vida partidaria.

Y no es verdad que un panorama así convoque a jóvenes, mujeres ni minorías.

El desafío de los partidos y sus líderes es crear una verdadera agenda de transformación de la forma como se hace la política y como se persigue la criminalidad organizada.

Una agenda a corto, mediano y largo plazo; donde su implementación sea gradual.

Esa debería ser la agenda política de Luis Abinader y su gobierno, no la persecución política ni excluyente.

Que, en definitiva, esta última, no les dará resultados, ni frenará la corrupción, porque la sola represión no lo logra.

 Además, es un grave error del primer mandatario dominicano desnaturalizar a los partidos y políticos, quitarle fuerza y poder.

Mas cuando hoy en día es evidente que la naturaleza de las organizaciones políticas en el mundo entero se está transformando por influencia, entre otros factores, de los cambios en la política, en las comunicaciones y el gran impacto de los avances tecnológicos.

Como podemos negar que hay funciones básicas y de evidente importancia para el sistema democrático que solo pueden ser llevadas a cabo efectivamente por las organizaciones políticas.

Aquí todos sabemos de los costos de la corrupción.

Pero hay que ir más allá de los esquemas vinculados a empresas, políticos, se hace evidente ya una cercanía peligrosa entre organizaciones criminales y poder político. Ya han logrado representación compresional, alcaldías y funciones públicas.

Esto se ha desbordado, la corrupción llega a policías, militares, altos niveles de extorsión, fiscales y jueces que actúan en concordancia con las organizaciones criminales, a veces presionados otras no.

Hay un involucramiento directo de organizaciones criminales en la política, pasando del financiamiento ilegal de candidatos corruptos a la participación directa y la ocupación de puestos de poder que les permiten multiplicar los mercados ilegales e, incluso, legalizar actividades ubicadas en la zona gris entre lo legal y lo ilegal.

Es por ello que se necesita de la participación de los partidos y sus lideres en esta cruzada, pasando por las iglesias, empresarios y sociedad civil.

Solo, Luis Abinader, sin el payo político no lo lograra, a lo más que llegará es  la desestabilización y falta de gobernanza.

Comparte esta noticia!

Destacadas

Choferes dicen pasajes deberían costar 65 pesos

Publicado

on



DURANTE ESTA SEMANA LA GASOLINA PREMIUM SE VENDE A RD$278.60 EL GALÓN, MIENTRAS QUE LA REGULAR A RD$262.50
Santo Domingo, RD
El dirigente choferil Rubén Almonte manifestó que los precios de los pasajes deberían de estar a alrededor de RD65.00 en las rutas de carros públicos, debido al alto precio en el que se encuentran actualmente los combustibles pero que no lo suben debido a que entienden que eso sería “hacerle daño al pueblo”.

“Los transportista somos parte popular del pueblo, el pasaje en un carrito público debería de estar en 60, 65 pesos pero lo que pasa es que no lo subimos porque subirlo sería subírselo a nuestro hermano, al policía, al guardia, a la parte de una población que no va a aguantar eso pero los combustibles están a ese nivel de caros”, dijo el dirigente.



Almonte, quien es miembro de Federación Nacional de Transporte Nueva Opción (Fenatrano), estuvo junto a otros dirigentes protestando por el alto precio de los combustibles en frente al Palacio Nacional.

Durante esta semana la gasolina premium se vende a RD$278.60 el galón, mientras que la regular a RD$262.50.

El gasoil óptimo cuesta RD$228.10 y el regular valdrá RD$208.60; el Gas Licuado de Petróleo (GLP) unos RD$144.40.

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Destacadas

Partidos de la oposición están vigilantes ante intención del Gobierno de modificar el 50 +1

Publicado

on



DESDE EL 1996, TRAS EL «PACTO POR LA DEMOCRACIA», EL ARTÍCULO 209 DE LA CONSTITUCIÓN DOMINICANA ESTABLECE QUE PARA GANAR LAS ELECCIONES DE REQUIERE EL 50 MÁS 1 DE LOS VOTOS

Santo Domingo, RD
Luego de varias declaraciones de dirigentes del partido oficialista, acerca de la supuesta «necesidad» de modificar la Constitución para cambiar el artículo que establece, que para ganar las elecciones presidenciales en primera vuelta se necesita la mitad de los votos más uno, representantes de partidos opositores se mantienen vigilantes, al considerar que la misma se realizará con la intención de «perpetuarse en el poder».

En ese sentido se expresó el delegado político de Fuerza del Pueblo ante la Junta Central Electoral (JCE) , José Hernández Peguero, quien entiende que esto no es más que una «contradicción» por parte del Poder Ejecutivo.



«El Gobierno se contradice porque por un lado convoca a los partidos políticos para debatir y por otro promueven reformas constitucionales para reducir el 50 +1, eso no trae solamente crisis política, sino también social y es un mal mensaje a la inversión internacional, ya que solamente tienen un año y medio», añadió el representante de la Fuerza del Pueblo.

Hernández Peguero recalcó que el partido liderado por Leonel Fernández se opone completamente a «modificaciones coyunturales de la Constitución y más si son por razones electorales».

Mientras que el delegado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Díaz, manifestó que esas intenciones lo que reflejan es «temor» de cara al próximo torneo electoral.

«Eso es temor, eso es temor, es que el PRM nunca ha tenido un 50%, nunca lo ha tenido como partido, como entidad política, si no que ustedes saben lo que pasó, una ola que se montaron y eso pero nunca han tenido un 50%», argumentó Díaz.

También en ese tenor se expresó, el dirigente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Tácito Perdomo, quien alegó estar «totalmente en contra» de esa posible reforma.


«Eso (el 50% +1) es lo más democrático, eso es lo que más legítima y que obliga al partido que pueda ganar el tener una política más abierta, más democrática», añadió Perdomo.

Sobre ello, el dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Orlando Jorge Mera, señaló que esas declaraciones «no se corresponden con la verdad» y que simplemente buscan dañar el esfuerzo de que se produzca una reforma electoral completa.

Desde el 1996, tras el «pacto por la democracia», el artículo 209 de la Constitución Dominicana establece que para ganar las elecciones de requiere el 50 más 1 de los votos.

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Destacadas