¿Qué puede llevar a RD al fracaso? ¿Qué puede llevar a RD al fracaso?
  Por Fernando Peña El gobierno y el país debe entender que llegó a las horas de las dificultades. Básicamente porque ahora es el... ¿Qué puede llevar a RD al fracaso?

 

Por Fernando Peña

El gobierno y el país debe entender que llegó a las horas de las dificultades.

Básicamente porque ahora es el momento, la hora de mantener lo logrado y luchar porque siga esta democracia estable.

Porque el objetivo es y debe ser mantener y lograr más niveles de progreso de los que aspiramos.

El gobierno, el PLD y sus aliados deben comprender que, ante las acciones de los contrarios, la complacencia conduce a la pasividad, al fracaso y a la crisis.

República Dominicana no es la que pintan los politicastros, los oposicionistas, las ofertas electorales y los que quieren volver al poder al precio que sea, al costo que sea. No.

Y no es que reneguemos a las ofertas nueva, constructivas, no, pero que el reclamo y la lucha por construirla, los que reclaman conquistar un progreso amplio y compartido, una posición internacional meritoria, una esperanza de vida decente para los más pobres y un lugar decoroso en la cultura universal, lo hagan fuera de lo meramente politiquero y de quítate tú para ponerme yo.

Dentro del marco de respeto, de la ley, de la legalidad, de la democracia, de la decencia debemos construir una visión futura con el compromiso y vigor de nuestros lideres contemporáneo.

Juntos podemos reforzar la modernidad, la estabilidad política, social y económica logradas durante estas décadas, sin tener que repetir el pasado, reforzando, consolidando la democracia.

El ansia de Poder, la alocada carrera electoral no puede llevar a los líderes nuestros contemporáneos a condenar el destino de nuestros hijos ante una era de inmensas oportunidades e inmensos riesgos…

El progreso nacional debe y tiene que estar cimentada en enfrentar de fondo el problema de nuestra educación.

Ese es el problema central…

Japón o Corea no han necesitado de petróleo para ser competitivos, progresistas y avanzados.

Las ventajas comparativas de un país provienen de características físicas o culturales que no se encuentran en el mercado internacional, tales como la calidad de la mano de obra, la creatividad de los gerentes, o el dominio tecnológico. Una educación para la parálisis mental.

Deben entender los opositores políticos y los actores del gobierno que es obligatorio, necesario cambiar radicalmente el contenido del mensaje que se da a los dominicanos a través de la educación y de los medios de comunicación.

Dejen el discurso de héroes, de tierra arrasada, de patriotismo y defensa a la constitución maquilladas en la búsqueda de Poder, por ello nuestra historia es solo una “historia de efemérides”, que la sacan a su antojo y caprichos los llamados líderes, una historia sustentada en un exagerado culto a los héroes de la independencia y el elogio de sus hazañas guerreras.

Es vital mostrar nuestros logros pequeños y grandes, también las derrotas humanas que forman la esencia de la vida civil, una historia humana e íntima de la misma potencia y difusión que la historia militar y política, tal y como lo viene haciendo el gobierno a través de su oficina de prensa e información.

Porque el esfuerzo individual es vital en la construcción de una sociedad.

Los jóvenes de hoy no comprenden lo que pasa a su alrededor: la historia transmitida por la escuela, la de las “fiestas patrias”, choca fuertemente con la miseria de la vida pública y privada del país.

Los escenarios que observamos en este proceso electoral están llenos de penosos ejemplos de ex presidente y líderes políticos de oposición, se ve, le muestran ellos la cultura de la viveza, del oportunismo y de un individualismo mal entendido.

Con sus actitudes les están ensenando que el progreso individual y colectivo no viene del trabajo, sino de la “trampa”, del desorden, que la riqueza no está asociada a la virtud, sino a la corrupción, y que el comercio es una labor de baja calidad moral.

La creación y al esfuerzo, deberían formar el corazón mismo de una nueva estrategia de desarrollo país para para los años por venir.

En el odio, la confrontación y la destrucción de los logros democráticos, sociales, políticos y económicos no podemos avanzar ni lograr insertarnos en éxitos en las tendencias futuras de la humanidad.

Avanzaremos si con responsabilidad, fuera de politiquería y consignas electorales asumimos el reto que está gravitando sobre la conciencia y las acciones de todos, dije de todos, de caras nuevas, cambios en orden, disciplina, transparencia y estabilidad democrática.

¡Fuera de ahí es al fracaso que llevaremos a la República Dominicana!

El crecimiento de nuestro país debe seguir sobre el esfuerzo de todos.

El autor es periodista

fernando peña

Fernando Peña es miembro del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y ex vicepresidente . Ha labordo en diferentes medios, pero donde más se ha destacado es como periodista político. Durante más de veinte años ha sido productor de programas de televisión en Santiago. Es columnista de varios periódicos digitales y del periódico La Información; productor y conductor de su programa de tv, DE PRIMERA HORA, por MEGAVISION CANAL 43, presidente del Capítulo de República Dominicana, de la Fundación Dominicopuertorriqueña. Desde un principio, su principal interés ha sido el acontecer político, los partidos, el funcionamiento de los gobiernos y cómo estos trabajan para mejorar la calidad de vida del pueblo dominicano. Es autor de varios libros, su última obra "El Desafío Dominicano", es una denuncia responsable sobre la corrupción en República dominicana.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!