Pasajeros del Ferrie viven pesadilla rumbo a Puerto Rico Pasajeros del Ferrie viven pesadilla rumbo a Puerto Rico
San Juan, Puerto Rico.- Pasajeros que salieron ayer domingo con destino a Puerto Rico en la embarcación Ferries del Caribe, pasaron una de sus... Pasajeros del Ferrie viven pesadilla rumbo a Puerto Rico

San Juan, Puerto Rico.- Pasajeros que salieron ayer domingo con destino a Puerto Rico en la embarcación Ferries del Caribe, pasaron una de sus peores noches, debido a las condiciones del tiempo y la falta de atención por parte de la tripulación.

Vómitos y mareos fueron parte del drama vivido por niños, jóvenes y ancianos, desesperados y atemorizados por los fuertes movimientos de la embarcación, sin que las autoridades hayan alertado del mal tiempo que se aproximaba.

“La peor noche de nuestras vidas la tuvimos todos los que venimos en el  Ferry hoy”, denunció la comunicadora Alexandra Pérez, quien venía a bordo de la embarcación y que se vio impotente al ver niños y ancianos tirados al piso vomitando, sin que la tripulación les ofreciera la más mínima atención.

Tan pronto tuvo acceso a tener comunicación, envió un mensaje urgente a las 5:00 de la mañana a través de la aplicación WhatsApp al chat que tiene para la comunidad dominicana en Puerto Rico, el periódico Diáspora Dominicana y que ha sido el punto de comunicación, denuncias y ayudas incluyendo durante el huracán María y ahora con el recién terremoto en la isla.

Ella escribió: “la odisea empezó a las 11:00pm y más o menos se calmó a las 4:00 de la madrugada;  muchas personas mayores y niños en malas condiciones, nunca había visto tantas personas vomitando a la vez, las olas eran de 14 y 16 pies y lo preocupante es que no hay un personal que asista a tanta gente enferma. Aún no llegamos pero sé que esto saldrá a relucir, ha sido terrible”.

La presentadora de televisión y conductora del programa “Esta misma semana” en la isla, compartió en el chat varios audios con entrevistas que logró hacer a bordo del Ferrie, entre ellos a Génesis Piña, una dominicana que reside en la isla desde hace 9 años y que expuso su indignación, ya que como enfermera de profesión conoce de los riesgos de una deshidratación o de cualquier atención médica que no sea atendida a tiempo.

“Aquí hay niños, adultos, personas de toda clasificación, si tienen marcapaso, condiciones cardiacas, personas que se pudieron haber deshidratado por los vómitos, náuseas, diarrea… Lo más importante aquí es la seguridad, nos trataron como animales, no somos vehículos, somos personas que merecemos un respeto y una seguridad”, dijo.

Cuestionó que las autoridades del Ferrie no orientaran a las personas acerca del mal tiempo que se avecinaba o haber cancelado el viaje que salió desde Santo Domingo ayer domingo  12 de enero y que llegó esta mañana al puerto Panamericano en San Juan.

“Prefieren que cancele uno para no dar el dinero; no es el dinero es la salud, son vidas, aquí hay personas que pudieron haber infartado, yo soy enfermera yo me sentí vulnerable porque no podía ayudarlos, yo me sentía mal, no pude pegar un ojo, ninguna orientación”, dijo.

La señora Piña indicó que hasta preguntó dónde estaban los salvavidas a un empleado, quien le informó que habían como 1,500 por todo el barco, pero ella nunca los vio, “pregúntame ahora mismo yo no sé ni dónde están, así que si algo pasaba aquí yo me iba ahogar, yo no sé nadar, no había ninguna seguridad”.

Otra pasajera, Julia Escalan no viajaba por el Ferrie hace 6 años dijo que nunca había visto algo así, “terrible…yo estaba tirada en el suelo, vomité toda la noche, ahora fue que me pude parar. Pregunté a una empleada del bar si tenían alguna pastilla para las náuseas y me dijo que ella no se encargaba de eso, tiene que haber alguien no vi a nadie, uno se muere”

De hecho dijo que hasta las bolsas para vómitos se agotaron y logró conseguir las de basura, con el riesgo de hasta un sofocamiento.

Otra pasajera identificada como “Margarita”, estuvo muy angustiada sin que ninguna autoridad del barco les ofreciera una orientación de lo que estaba pasando, “lo que me supo más mal,  no nos dieron un poco de aliento, que tuviésemos calma. Estuvimos como andando borracho, sin tomar”

“Lo único que hice fue orar”, dijo Carmen María.

“Pensamos que iba a ser otra situación del movimiento del barco que nunca lo habíamos sentido; esta vez bien problemático, sentimos incertidumbre, muchas veces temor”,  agregó José Sánchez.

En tanto, José Pimentel cuestionó de las autoridades de que si no estaban listos para zarpar debieron posponer el viaje, “el agua entraba al área de los motores, bajaba la proa y atrás se llenaba de agua”.

Alejandro Valdez, le gusta viajar en el Ferrie, pero anoche temió por su vida ante el fuerte oleaje donde nadie le informó de lo que estaba pasando.

Eduvina Vásquez “Nos fue muy mal, hasta me arrepiento de haberme montado en el barco, en las condiciones que estaba el tiempo se supone que no viajara el barco, me ayudaron los compañeros que estaban a mi alrededor”.

FRONTERA 25

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!