Síguenos:

América Latina

El fantasma de Odebrecht y otros fantasmas

Publicado

on

“Seremos muy firmes en el combate contra aquellas acciones que estén reñidas con la ley, vengan de donde vengan y cueste lo que cueste.”

Esas palabras las hemos oído tantas veces que pierden credibilidad. Pero dichas esta vez por el electo Presidente del Perú, Su Excelencia Ing. Martín Vizcarra, que asume el cargo de la codiciada silla tras la auto destitución-renuncia del mandatario Pedro Pablo Kuczynsky, acusado de corrupción en el caso Odebrecht, aceptada por amplia mayoría del Congreso, apenas 20 meses de su reinado, esas palabras pudieran tener otro peso. En Perú no se juega. No hay vacas sagradas.

Según se informa el nuevo presidente, hasta donde se sepa, “no está salpicado con el escándalo de corrupción ni tiene afiliación política conocida” eso inspira una mayor confianza y tranquilidad; pero lo importante es que en la tierra del Inca Manco Capac y de Atahualpa se está escribiendo una historia distinta que toma cuerpo precisamente tras el escándalo provocado por la empresa brasileña Odebrecht.

Como diría un congresista partidario de Kuczinsky: por encima de mi simpatía personal está la institucionalidad de mi país: el que la hace, la paga.

Y eso es lo que marca la gran diferencia entre un país políticamente bien encausado, donde cada poder del Estado actúa con independencia y soberanía, los funcionarios públicos de cada organismo gubernamental, autónomo o descentralizado rinden cuentas de sus actuaciones y el pueblo les exige idoneidad y respeto en el desempeño de su cargo, sea elegido por voluntad popular en elecciones libres o designado por la autoridad competente, cual que sea su rango.

Este otro país, el nuestro que bien conocemos viene a ser la contra partida. La institucionalidad no existe y la moralidad rueda por los suelos, no obstante el crecimiento económico sostenible, la estabilidad monetaria, construcciones de escuelas, viviendas, clínicas y hospitales, préstamos blandos a agricultores y otros avances. Sin embargo, la mancha persiste.

Según revelan repetidas encuestas nacionales e internacionales mantenemos una deuda pública insostenible que nos asfixia, corrupción e impunidad indignantes, violencia de género, femenicidios e inseguridad ciudadana, desorden administrativo, clientelismo, opulencia y pobreza extremas, desigualdad social lastimosa, desempleo, salarios cebolla, déficit de servicios sociales, salud preventiva y atención hospitalaria, mortandad infantil, transporte terrestre caótico e irresponsable, una estela degenerativa de males y valores que nos desangra sin atisbo de solución o firme propósito de cambio como cabría esperar.

El sagrado cumplimiento del deber ”caiga quien caiga” ha de imponerse con igual vigor que el orden Constitucional, las leyes justas, la institucionalidad y la obligación de todo ciudadano de mantener siempre en alto la moral, por encima de cualquier circunstancia. Por encima de toda tentación o ambición desmedida, de toda relación espuria o interés particular, de todo mandato pérfido o desleal porque “perdida la moral, se acaban el amor, el orden, la obediencia y la virtud.” Solo ella espanta los fantasmas. Armazón y norma de vida, la moral garantiza prestigio social y respeto de sí mismo, el honor de la familia, el progreso y bienestar de la nación. Marchemos!

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo
Anuncio

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Haz tu comentario

América Latina

Cuba no permitirá “una internet paralela” de EEUU, dice viceministro

Publicado

on

Cuba no permitirá que Estados Unidos habilite “una internet paralela”, como pretende la administración del Joe Biden, por considerar que sería un acto de “injerencia”, dijo este martes un alto funcionario cubano.

“Estados Unidos lo que quiere es brindar una internet paralela a nuestro país (…), y realmente nosotros no vamos a permitir esa injerencia, porque estaría violando no sólo nuestra Constitución, sino también el propio preámbulo de la Constitución de la Unión internacional de Telecomunicaciones (UIT)”, dijo el viceministro cubano de Comunicaciones, Wilfredo González, en una entrevista con la AFP.

El viceministro precisó que la iniciativa de Washington “estaría violando el ciberespacio” de Cuba, lo que “sería inaceptable”.

“Estamos en la posición de evitar cualquier tipo de acciones de este tipo”, enfatizó González, tras preguntarse en qué otro “país del mundo existe una internet paralela”.

Respecto a la críticas que ha desencadenado la aprobación y puesta en vigor este martes del primer reglamento cubano de ciberseguridad, que tipifica delitos como la “subversión social” en la red, González defendió el derecho de la isla de “establecer sus propias regulaciones y reglamentaciones” para el uso de internet y la redes sociales bajo los principios de la UIT.

Esta norma “amplía la posibilidad de trabajar ante cualquier incidente de ciberseguridad” y “el mal uso de las tecnologías en el ciberespacio”.

El Senado de Estados Unidos aprobó el martes pasado una enmienda que crearía un fondo destinado a desarrollar y desplegar la tecnología existente con el objetivo de proveer de internet a los cubanos.

Durante las históricas protestas que sacudieron a la isla el 11 y 12 de julio, el gobierno cubano cortó el internet móvil unos cinco días. El presidente Biden anunció entonces que su gobierno estudiaba cómo podía restaurar la conectividad.

“Estados Unidos está utilizando internet como un arma para agredir a nuestro país”, denunció González. Destacó que esa política de Washington es “de doble moral”, porque “bloquea” por un lado y “genera una subversión en el ciberespacio” por el otro.

El internet móvil, que llegó a Cuba apenas en 2018, se ha convertido en el gran aliado de organizaciones ciudadanas para expresar sus demandas y fue vital el 11 de julio cuando las manifestaciones se reprodujeron de manera masiva en las redes en toda la isla.

Según el viceministro, más de 7,7 millones de cubanos, más del 68% de la población, acceden a internet.

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

América Latina

Pedro Castillo asume la presidencia de Perú

Publicado

on

Lima .- Pedro Castillo asumió este miércoles la presidencia de Perú para el período 2021-2026 tras jurar el cargo ante el Congreso de la República y recibir la simbólica banda presidencial.

Castillo, ataviado con su tradicional sobrero chotano de paja y ala ancha y un terno con motivos indígenas, recibieron los símbolos del poder del Estado de manos de la presidenta del Parlamento, María del Carmen Alva.

“Juro por Dios, por mi familia, por mis hermanas y hermanos peruanos, campesinos, pueblos originarios, ronderos, pescadores, docentes, profesionales, niños, jóvenes y mujeres, que ejerceré el cargo de presidente de la República por el periodo 2021-2016 . Juro por los pueblos del Perú, por un país sin corrupción y por una nueva Constitución “, afirmó el maestro rural.

En la sobria estuvieron presentes todos los representantes de los poderes del Estado y el Congreso en pleno, así como familiares cercanos del mandatario.

También asistieron invitados como el rey de España, Felipe VI, y los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; Bolivia, Luis Arce; Chile, Sebastián Piñera; Colombia, Iván Duque, y Ecuador, Guillermo Lasso.

MOMENTO CRÍTICO

Castillo asume la presidencia en un momento crítico para el Perú, asolado por la crisis sanitaria y económica desatada por la pandemia de covid-19 y en medio de una enorme polarización e inestabilidad política.

El profesor recibe al país con mayor mortalidad por coronavirus per cápita, con cerca de 200.000 fallecidos, y una economía que pugna por recuperarse tras contraerse un 11,8% en 2020.

El triunfo de este maestro rural de 51 años en las elecciones presidenciales, que se disputaron en dos vueltas el 11 de abril y el 6 de junio, llegó como una sorpresa para muchísimos peruanos y sobre todo ha sido un varapalo para los poderes establecidos y la política tradicional del país andino.

Perú, que esta jornada conmemora también los 200 años de su independencia, tiene en Castillo por vez primera un jefe de Estado procedente del campo andino, ajeno a sus élites políticas y centros de poder, muy inquietas ante su irrupción.

Se espera que en las próximas horas el flamante presidente, hermetismo en estas últimas semanas ha sido absoluto, anuncie su gabinete y confirme cuales serán las primeras líneas de acción de su mandato.

Durante la campaña, Castillo fue enfático en señalar la necesidad de que el Estado peruano tenga una mayor intervención en la economía e insistió en impulsar la creación de una Asamblea Constituyente para crear una nueva Constitución, propuestas que generan una amplia controversia en el país.

Las últimas encuestas señalan que Castillo es visto por los peruanos con una mezcla de esperanza (34%), incertidumbre (29%), confianza (16%) y miedo (15%).

HOSTILIDAD OPOSITORA

Castillo asume el mando también con la certeza de que no tendrá “luna de miel” entre sus opositores, que ya desde la noche del 6 de junio, cuando se comenzó a vislumbrar su triunfo sobre la candidata derechista Keiko Fujimori, comenzó a sembrar dudas sobre su legimitidad y su victoria.

Fujimori denunció durante semanas, sin pruebas fehacientes, la existencia de un “fraude” cometido a manos de Castillo y su partido, Perú Libre.

Ese “fraude” es inexistente para la Justicia peruana y para la comunidad internacional, pero dilató por mes y medio la proclamación de Castillo con más de un millar de demandas y recursos legales sin sustento.

Desde sectores de la derecha política y mediática se llegó a instar incluso a las Fuerzas Armadas a rechazar al mandatario y dejar la presidencia del Perú en manos del presidente del Congreso, lo que en la práctica hubiera sido un golpe de Estado.

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Destacadas