Síguenos:

Ciencia

Personas con colesterol bajo podrían ser más violentas, según estudios

Publicado

on

Hoy día incumbe cada vez más a los médicos de atención primaria tener en cuenta la violencia, que ha llegado a considerarse un problema de salud pública. La violencia no solo es una causa principal de morbilidad sino también de muerte en el grupo de personas menores de 44 años y de años de vida perdidos a todas las edades. Por otra parte, el problema común del exceso de colesterol en la sangre suscita grandes debates relacionados con el costo, los riesgos y los beneficios del tamizaje de grupos de población y su tratamiento. Uno de los riesgos posibles tiene que ver con la relación que parece existir entre la reducción o las concentraciones bajas de colesterol y la muerte violenta en hombres. A pesar de que esta presunta asociación se ha criticado porque no es biológicamente verosímil, en un estudio muy reciente se hace una revisión de la literatura para determinar si esa relación es coherente con los criterios de causalidad de Austin Bradford Hill y si la validez del constructo está respaldada por los resultados de distintos tipos de estudios.

 

Utilizando como fuentes las bases de datos y bibliografías MEDLINE, PsycINFO y Current Contents, se buscaron artículos publicados en inglés desde 1965 hasta 1995. En la búsqueda se usaron las palabras clave colesterol y violencia y colesterol y suicidio. Se seleccionaron solamente trabajos de observación y experimentales, así como metanálisis sometidos al arbitraje de expertos, que presentaran investigaciones originales; relacionaran las concentraciones de colesterol con violencia definida conductualmente; y, de ser experimentales, que tuvieran una sola intervención relacionada con lípidos. Se encontraron 163 artículos que vinculaban el colesterol con la violencia y se seleccionaron 32 que cumplían con los criterios de inclusión en el estudio. Estos se agruparon por tipo de estudio y luego se extrajeron de cada uno los datos sobre la relación entre la violencia y la concentración de colesterol.

 

En la síntesis de datos, los estudios obervacionales ¾ incluidos los de cohorte, casos y controles y transversales ¾ mostraron repetidamente un aumento de muertes y comportamientos violentos en personas con concentraciones bajas de colesterol. Algunos metanálisis de ensayos aleatorios señalaron un exceso de muertes violentas en hombres sin cardiopatías que se asignaron aleatoriamente a terapias para reducir el colesterol. Otros estudios de tipo experimental mostraron que los comportamientos violentos aumentaban en monos sometidos a dietas de muy bajo contenido de colesterol. La investigación tanto en seres humanos como en animales indica que las concentraciones bajas de colesterol reducen la actividad central del neurotrasmisor serotonina, que a su vez está relacionado causalmente con el control de la conducta violenta. Durante el estudio se hicieron búsquedas adicionales para relacionar la serotonina con el colesterol y con la violencia. Muchos ensayos respaldaron la hipótesis de que hay una relación significativa entre la violencia y las concentraciones bajas o reducción del colesterol (P = 0,001). Los datos sobre esta asociación coinciden con los criterios establecidos por Hill para reconocer una asociación causal. Por lo tanto, en los análisis de riesgo-beneficio sobre el tamizaje y tratamiento del colesterol debe tenerse en cuenta el riesgo que plantea la conducta violenta. Los resultados de este estudio apoyan una actitud conservadora en el manejo de las personas hipercolesterolémicas que están en riesgo bajo o moderado de muerte por cardiopatía. Además, es preciso hacer investigaciones sobre la forma en que subfracciones de lipoproteínas se relacionan con la violencia: si son factores demográficos, conductuales o bioquímicos los que influyen en la susceptibilidad a la violencia asociada con el colesterol bajo y guían la evaluación de factores de riesgo (edad, sexo, consumo de alcohol, antecedentes psiquiátricos, medidas neuroquímicas o de personalidad), y si las drogas serotonérgicas atenúan el riesgo de violencia en personas que son candidatas al tratamiento para reducir el colesterol. En el futuro, debe estudiarse la asociación entre la reducción del colesterol y enfermedades de todo tipo y no solo cardiopatías y establecerse estrategias para evaluar cuantitativamente los riesgos y beneficios del tratamiento de la hiperlipidemia, según las características de cada paciente.

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo
Anuncio

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Haz tu comentario

Ciencia

Un fármaco para el colesterol podría ser útil en un cáncer de mama agresivo

Publicado

on

Un estudio dirigido por investigadores del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas (EE.UU.) ha hallado ‘una relación significativa’ entre los fármacos reductores del colesterol, conocidos comúnmente como estatinas, y las tasas de supervivencia de las pacientes con cáncer de mama triple negativo.

No es la primera vez que un estudio vincula estatinas y cáncer; el trabajo que ahora se publica en la revista Cancer y cuyos resultados precisan de más investigación amplía los conocimientos, en concreto, sobre la relación entre el uso de estos fármacos y el cáncer de mama triple negativo.

Según sus autores, es el primero ‘con el potencial adecuado’ para investigar el vínculo entre estatinas y los subtipos de cáncer de mama agresivo.

Kevin Nead, quien ha dirigido esta investigación, explica en una nota que ya existe un cuerpo de literatura sobre las estatinas y el cáncer de mama, pero ‘los resultados han sido inconsistentes’.

A su juicio, las investigaciones anteriores han considerado el cáncer de mama como una sola enfermedad, pero ‘sabemos que hay muchos subtipos de cáncer de mama y queríamos centrar nuestra investigación en esta forma particularmente agresiva de cáncer de mama que tiene limitadas opciones de tratamiento eficaces’.

Dado que las estatinas son de bajo coste, de fácil acceso y producen efectos secundarios mínimos, ‘esto podría tener un impacto importante en los resultados de esta agresiva enfermedad’, señalan los autores, aunque advierten de que aún son necesarios ensayos prospectivos para validar los resultados.

El cáncer de mama triple negativo es una enfermedad agresiva que representa aproximadamente entre el 10 % y el 20 % de los diagnósticos de cáncer de mama.

Triple negativo significa que el cáncer de mama no tiene receptores de estrógeno o progesterona ni positividad para HER2, que son los tres receptores más comunes de esta enfermedad.

Esta combinación da lugar a un cáncer de mama agresivo con opciones de tratamiento limitadas, ya que hay pocos receptores a los que dirigirse activamente con las terapias existentes, detalla el comunicado de la Universidad de Texas.

El estudio retrospectivo incluyó datos de 23.192 mujeres mayores de 66 años con cáncer de mama en estadio I-III; de esa cohorte, 2.281 eran usuarias incidentales de estatinas, lo que significa que empezaron a tomarlas en el año siguiente al diagnóstico de cáncer de mama.

El inicio del tratamiento con estatinas en los 12 meses posteriores al diagnóstico de cáncer de mama se asoció con un beneficio en la supervivencia en general y en la supervivencia específica del cáncer de mama, lo que apunta a que estos fármacos pueden tener un papel en determinadas pacientes con esta patología.

El análisis según el estadio del cáncer de mama sugirió que la asociación del uso incidental de estatinas con la mejora de los resultados puede ser mayor en las mujeres con triple negativo en estadio temprano.

Cuando se examinó la intensidad de las estatinas, el uso de aquellas de alta intensidad tuvo el mayor efecto sobre la supervivencia global entre las mujeres con este cáncer.

‘Sabemos que las estatinas disminuyen la división celular del cáncer de mama y aumentan la muerte celular’, señala Nead: ‘nuestro estudio demuestra que existe una asociación entre estas y la mejora de los resultados en el cáncer triple negativo, y ha llegado el momento de profundizar en esta idea en un ensayo prospectivo’. EFE

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Ciencia

Se fue enero y las 25,000 vacunas no han llegado

Publicado

on

El anuncio del presiden­te Luis Abinader de la lle­gada de un primer lote de vacunas a finales de enero mantuvo a la población es­peranzada durante el pri­mer mes del año 2021, ya que hasta el momento esta es la única alternativa pa­ra acabar con la pandemia del coronavirus.

Esa promesa del jefe del Estado no se materializó en vista de que culminó el primer mes del año y el Gobierno no se ha pronun­ciado al respecto, para ex­plicar qué ha sucedido con estas vacunas que nunca llegaron.

Ese primer lote de va­cunas iba a comprender 25,000 dosis, que según el presidente Abinader se usarían para proteger al personal de primera línea de defensa.

El mandatario, duran­te el programa especial de televisión “Estamos Cam­biando”, transmitido por una cadena de televisión, radio y medios digitales el lunes 18 de enero, asegu­ró “esperamos que las pri­meras nos lleguen en las próximas semanas; ¿dón­de vamos a empezar a va­cunar? En el sector Sa­lud”.

Abinader dijo en ese momento, que con es­te primer lote se le daría prioridad a ese sector para que tanto médicos como bioanalistas puedan or­ganizar “ese gran proyec­to de vacunación que va a ser muy innovador, que va­mos a incluir a toda la socie­dad, y que vamos a conven­cer también a mucha gente que tiene temor de vacunar­se”. Aseguró que existía un “nerviosismo” porque en al­gunos lugares la producción de las vacunas se afectó, mencionó que otros países han advertido con deman­dar las farmacéuticas por no cumplir con lo acorda­do asegurando que hasta el momento las destinadas pa­ra el país están aseguradas.

“Ustedes han visto que Italia y Alemania han adver­tido que pueden demandar a los laboratorios porque no les están cumpliendo, entonces nos estamos ase­gurando que lo que a noso­tros se nos aseguró también se pueda cumplir aquí en nuestro país y hasta ahora nos han dicho que sí”, dijo.

Aunque el mandatario aseguró que las vacunas contratadas para el país es­tán seguras, en el pliego de condiciones del contrato aprobado por el Congreso Nacional para la compra de las vacunas contra el Covid desarrolladas por Pfizer es­tablece la farmacéutica no será multada o sancionada en ninguna circunstancia si se presentan retrasos en los envíos de las inoculaciones, ni tampoco se harán res­ponsables de los mismos.

El Gobierno ha contrata­do veinte millones de vacu­nas, de las cuales diez mi­llones son de AstraZeneca, ocho millones de Pfizer, y dos millones aportadas por el sistema de la Organiza­ción Mundial de la Salud que son de una canasta de todas las vacunas.

Además de la llegada de las vacunas, el Gobierno di­jo que iniciaría el proceso de socialización del Plan de Vacunación.

Comparte esta noticia!
Continuar leyendo

Destacadas