Danilo ante la imperiosa obligación de rendir su informe y referirse al clamor mediático de grupos políticos Danilo ante la imperiosa obligación de rendir su informe y referirse al clamor mediático de grupos políticos
 Por Fernando Peña  Danilo Medina en su discurso de rendición de cuenta el 27 de febrero no tiene por qué tratar tema que sectores... Danilo ante la imperiosa obligación de rendir su informe y referirse al clamor mediático de grupos políticos

 Por Fernando Peña

 Danilo Medina en su discurso de rendición de cuenta el 27 de febrero no tiene por qué tratar tema que sectores políticos interesados quieren ponerle de agenda.

 La Constitución manda para ese día un discurso de rendición de cuentas, o sea, debe hablar de lo que hizo el Gobierno el año anterior, debe ser del periodo del 16 de agosto al 31 de diciembre.

 Pero, es tradición que ese escenario sea también escogido por los presidentes para referirse y orientar a la ciudadanía sobre temas puntuales y definición de políticas públicas nacionales.

 Sectores políticos, grupos  e individuos de la llamada sociedad civil después del movimiento verde y su recolección de firma contra la corrupción e impunidad, trescientas mil y tanto, según dicen que entregaron, no muy representativa ante las cifras de votantes nacionales, intentan imponen, con el apoyo de grupos políticos, económicos y dueños de medios, que su demanda es un clamo nacional.

 Nada más alejado de la verdad, si bien es cierto que se precisa de acciones claras y firme en torno a casos sonados de corrupción, no menos cierto es que el presidente Danilo Medina ha actuado con prestancia ante ellos, nombrado comisiones, dando resultados y respuestas, e incluso el procurador general de la Republica se ha empleado a fondo en las investigaciones en torno al más sonado caso, el de Odebrecht.  Llegando incluso a expresar públicamente que llegará hasta las últimas consecuencias caiga quien caiga.

 Evidentemente que el objetivo es político, tratan de doblegar al presidente, al gobierno, en un intento por bajarle su ascendencia y apoyo popular, de paso desacreditan las instituciones publica e intentan presentar a la nación en una cualquierizacion burda.

 Este párrafo de uno de los ideólogo y promotores de este movimiento de descredito lo dice todo:”El presidente Danilo Medina tendrá que emplear mañana todos sus recursos para responder el clamor nacional contra la corrupción y la impunidad, con gran descreimiento en las instituciones, compelido a fijar posición sobre los sobornos de Odebrecht, que le tocan de cerca por su asesor político Joao Santana y las plantas de Punta Catalina.

 ”… deberá anunciar acciones contundentes como destituciones y sometimientos judiciales en escándalos como OISOE, CORDE y CEA.”

 Quieren presentar al presidente en descenso de su popularidad y favor del pueblo, ese es su mayor objetivo, y lo expresan a lo claro: “Medina afronta el informe de gestión con su popularidad en caída de doble dígito, y un movimiento social que ha removido la conciencia ciudadana frente a la corrupción y la impunidad, que esta semana documentó con más de 312 mil firmas el respaldo a una investigación con fiscales independientes que permita sancionar los confesados sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, y las evidentes sobrevaluaciones de obras, que afectan su gobierno y partido.”

 Aunque se ven compelido a admitir crecimiento económico en el país, soslayan también que en el ámbito económico-social hay dificultades y expresan sus voceros que “ el Gobierno no dispone de recursos para concluir importantes obras, como el Metro y la remodelación de 50 hospitales, para cubrir las precariedades de la universidad estatal, ni para atender un creciente clamor salarial en el Estado o para alentar un significativo incremento de sueldos en el sector privado que “derrame” el pregonado crecimiento. En agosto 2014 Medina dijo que nadie podía vivir con sueldo de 10 mil pesos, pero el 20% de los empleados públicos y el 90% de los pensionados gana 5 mil 117 pesos, y el salario mínimo nacional promedia 9 mil pesos”.

 Es como si esos grupos apostaran al desorden y a la quiebra institucional y política con sus denuncias, denuestas, intrigas y mentiras repetidas en los grandes medios que laboran.

 Esos sectores políticos de oposición quieren circo o tal vez sangre, en un intento desesperado por pescar en rio revuelto y así intentar lograr lo que el pueblo en las urnas le ha negado repetidas veces,

 Los sectores sensatos del país esperan que Danilo Medina este 27 de febrero hable, exija de que todos profundicemos el compromiso de fortalecer nuestra democracia y modernizarla, hacerla más eficiente y capaz de escalar a cimas más altas.  No por medio de imposición de unanimidades inexistentes, pero sí en el marco del renovado diálogo multipartidario.

  Que el Gobierno en medio de la pluralidad de ideas y la diversidad de intereses que dominan en estos momentos a la sociedad, en esta fase histórica, siga construyendo nuevos consensos políticos y sociales que permitan anular los rezagos del pasado, superar los escollos del presente y avanzar con paso firme hacia el futuro… siempre guiado siempre por los valores de la Libertad, la Justicia y la Solidaridad.

 En ese marco que asuma la determinación de combate y judicialización de los actos comprobables de corrupción o sobornos. Ni más ni menos… fuera todo ello de presiones políticas e intereses malsanos.

 El autor es periodista

fernando peña

Fernando Peña es miembro del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y ex vicepresidente . Ha labordo en diferentes medios, pero donde más se ha destacado es como periodista político. Durante más de veinte años ha sido productor de programas de televisión en Santiago. Es columnista de varios periódicos digitales y del periódico La Información; productor y conductor de su programa de tv, DE PRIMERA HORA, por MEGAVISION CANAL 43, presidente del Capítulo de República Dominicana, de la Fundación Dominicopuertorriqueña. Desde un principio, su principal interés ha sido el acontecer político, los partidos, el funcionamiento de los gobiernos y cómo estos trabajan para mejorar la calidad de vida del pueblo dominicano. Es autor de varios libros, su última obra "El Desafío Dominicano", es una denuncia responsable sobre la corrupción en República dominicana.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!