Ciudad de México, 24 de diciembre (SinEmbargo).- En Tijuana  se vive una emergencia humanitaria, pues los migrantes haitianos y afroamericanos pasan la noche a las afueras de los albergues sin capacidad para darles un lugar, bajo la lluvia y a merced del frío por las temperaturas que se alcanzan durante la noche y la madrugada en Tijuana, Baja California, dijo Wilner Matelus, presidente del Comité Ciudadano de Defensa de los Naturalizados y Afroamericanos (CCDAM), en entrevista con SinEmbargo.

Matelus se encuentra en la ciudad fronteriza desde el pasado 17 de diciembre y afirmó que, aunque en un principio las autoridades federales abrieron dos albergues temporales para dar asilo a los 150 migrantes que llegan cada noche a la frontera, en estos momentos no hay comida y pasan el día a la intemperie sin cobijas ni chamarras suficientes hombres, mujeres embarazadas y niños.

“Hay albergues que no tienen techo y está lloviendo. El clima está muy bajo, hace mucho frío, no hay cobijas. Los que están en el albergue Embajadora de Jesús no tienen baños, ni agua. Ahorita la preocupación que tengo es que no hay respuesta para resolver el problema de techo y de la comida. No me parece justo estamos hablado de seres humanos. Desde hace mucho estamos avisando al Gobierno mexicano para que se preparara para diciembre y la gente está llegando entre 150 personas cada noche”, dijo.

La noche del 2 de octubre llegaron a Tijuana, México, más de 600 migrantes haitianos para pedir asilo político en Estados Unidos. Foto: Cuartoscuro

Los albergues están abarrotados y miles de haitianos incluso duermen en las calles, en espera de que se resuelva su situación migratoria camino a Estados Unidos. Foto: Cuartoscuro

En Baja California ya hay más de 6 mil haitianos y afroamericanos varados en la frontera si un lugar para dormir, baños para asearse y alimento. La cifra para el próximo año podría incrementarse a 42 mil, advirtió Wilner Matelus.

El activista describió la situación como desesperante. Hay migrantes de distintas nacionalidades en las calles. Mexicanos que han sido deportados y haitianos y afroamericanos varados en la frontera.

“Hay una crisis humanitaria. No hay una estrategia bien definida, nosotros le avisamos al Gobierno para que estuviera preparado para diciembre, pero no escucharon. Hago un llamado al Gobierno federal y estatal, no me parece justo una crisis así y un silencio total en Baja California sobre el tema”, informó.

Matelus reveló que las autoridades enviaron a 26 migrantes haitianos sanos a un centro de rehabilitación para que pasen la noche.

“Se llama Fontain Of Hope AC. Estas personas llegaron el martes en la noche con representantes del Instituto Nacional de Migración,  por eso pido a las autoridades de Baja California sacar inmediatamente a todos nuestros hermanos haitianos que están en los centros de rehabilitación en dicho Estado”, dijo.

Wilner solicitó que Luis Enrique Miranda Nava, Secretario de Desarrollo Social acuda a Tijuana con una comitiva para verificar la situación que viven los migrantes haitianos y afroamericanos.

A los gobernadores de los distintos estados del país les pidió abrir centros de acopio para recolectar alimentos, ropa y cobijas para los migrantes de Tijuana.

Los directores de los albergues, que ya no cuentan con capacidad para recibir personas, están tan desesperados por no contar con recursos para pagar recibos de agua y luz, que muchos están dispuestos a cerrar, añadió.