Un nuevo escándalo en torno a la próxima familia presidencial de Estados Unidos pone en el centro de atención a Eric y Donald Jr., quienes hace seis días conformaron una nueva fundación sin fines de lucro que pretende cobrar “donaciones” millonarias para permitir el acceso a un evento en “honor” al Presidente electo de Estados Unidos, Donal Trump, un día después de su llegada a la Casa Blanca. Sin embargo, de acuerdo con el Center for Public Integrity, no se sabe a qué grupos beneficiará el dinero recaudado por los hijos de Trump; y algunos analistas señalan que se trata de un ardid para “vender” influencia y acceso al nuevo primer mandatario.

Ciudad de México, 23 de diciembre (SinEmbargo).- Eric y Donald Jr., hijos de Donald Trump, Presidente electo de Estados Unidos, crearon una organización sin fines de lucro para cobrar “donaciones” de entre 25 mil y un millón de dólares para el acceso a un evento conmemorativo de la toma de poder de su padre, mismo que se llevará al cabo el 21 de enero de 2017 -un día después de que Trump asuma la presidencia de manera oficial-, refiere el Center for Public Integrity, una organización no gubernamental y no lucrativa especializada en temas de agenda pública.

En el folleto del evento “Opening Day 2017”, publicado por el medio estadounidense TMZ, se lee que “todos los ingresos netos del evento del Día de la Inauguración serán donados a organizaciones benéficas de conservación”. Sin embargo, en el documento no se hace mención de las organizaciones benéficas ni se detalla la forma en que habrán de ser calculados los ingresos netos.

Asimismo, se hace referencia a seis paquetes cuya diferencia de precio es proporcional al nivel de acceso a las actividades programadas durante el día, que van desde tomarse fotografías con Donald Trump, firma de autógrafos, práctica de deportes durante varios días (tiro, cacería, pesca, entre otros).

El paquete más barato es el “Wild Turkey” (“Pavo salvaje”) de 25 mil dólares; seguido por el “Rainbow Trout” (“Trucha Arcoiris”) de 50 mil; “Marlín” de 100 mil; “ELK” (“Alce”) de 250 mil; “Grizzly Bear” (“Oso Grizzli”) de medio millón; y finalmente el “Bald Eagle” (“Aguila Calva”) de un millón de dólares.

Foto de 2013 en la que aparecen, de izquierda a derecha, Donald Trump Jr., Donald Trump padre y Eric Trump. Foto: Facebook [@DonaldJTrumpJr].

Foto de 2013 en la que aparecen, de izquierda a derecha, Donald Trump Jr., Donald Trump padre y Eric Trump. Foto: Facebook
[@DonaldJTrumpJr].

La información dada a conocer por el Center for Public Integrity asevera que los donantes, cuya identidad nunca será conocida, podrán participar en el evento que será realizado en el Centro de Convenciones Walter E. Washington, en la ciudad de Washington, DC.Aunque las organizaciones sin fines de lucro no están obligadas por la Ley estadounidense a revelar a sus donantes -a diferencia de las donaciones en comités políticos-, y a pesar de que aparentemente no hay nada ilícito en el asunto, para Larry Noble, consejero general de la organización apartidista Campaign Legal Center, el hecho “es problemático en muchos niveles”.

“Este es Donald Trump y la familia Trump usando una nueva organización para recaudar un millón de dólares en contribuciones para el vago objetivo de dar dinero a organizaciones benéficas de conservación, lo que simplemente parece una forma de vender influencia y vender la capacidad de reunirse con el Presidente”, explicó el activista al Center for Public Integrity.

Noble advirtió que los detalles del evento y su asociación con la nueva organización sin fines de lucro de los hermanos Trump aún no están claros, por lo que “es muy difícil identificar todos los problemas [asociados] cuando son tan vagos”, ahondó.

Para formar la fundación con origen en Texas, Eric Trump y Donald Trump Jr. contaron con el apoyo de Gentry Beach, inversionista de Dallas; y de Tom Hicks Jr., hijo de un multimillonario de esa misma ciudad tejana. Según el Center for Public Integrity, ambos hombres son amigos cercanos de Donald Jr. y los dos habrían ayudado a recaudar millones de dólares para la campaña presidencial de Donald Trump.

En la imagen, el registro legal en Texas de la fundación que data del 14 de diciembre de 2016, cuyos directivos son los dos hijos de Trump, además de los señores Beach y Hicks Jr. Foto: documentcloud.org.

En la imagen, el registro legal en Texas de la fundación que data del 14 de diciembre de 2016, cuyos directivos son los dos hijos de Trump, además de los señores Beach y Hicks Jr. Foto: documentcloud.org.

En el grupo de directivos de recién creada fundación, mencionada en el folleto, aparecen los nombres de Johnny Morris, Richard Childress y Mike Ingram, un magnate y dos personalidades de renombre, respectivamente.

El Center for Public Integrity asevera que Walter Kinzie, director ejecutivo de la firma de gestión de eventos Texas Encore Live, confirmó que su empresa fue contratada para administrar el “Opening Day 2017”.

De acuerdo con la información publicada por la revista TIME y el periódico Texas Tribune, la familia Trump ha sido objeto de recientes críticas, entre ellas, de vender la imagen de los hijos de Trump, quienes sirven en el comité ejecutivo del equipo de transición presidencial de su padre y quienes han fungido como asesores clave desde el comienzo de su campaña presidencial.

Según el New York Times, la semana pasada fue cancelada una subasta de café en la que participaría Ivanka Trump, luego de que el evento fuera tildado de ser “éticamente cuestionable”. Las donaciones de la subasta, refiere el medio, habrían ido a la Fundación Eric Trump, una organización sin fines de lucro cuya misión es apoyar a un hospital infantil. http://www.sinembargo.mx/23-12-2016/3127625