Abel Martínez, análisis de los primeros 100 días de gobierno municipal: gobierno municipal elitista, s Abel Martínez, análisis de los primeros 100 días de gobierno municipal: gobierno municipal elitista, s
Por Fernando Peña Las reiteradas contradicciones e improvisaciones en las que, desde su inicio, Abel Martínez, ha venido incurriendo en sus primeros días de... Abel Martínez, análisis de los primeros 100 días de gobierno municipal: gobierno municipal elitista, s

Por Fernando Peña

Las reiteradas contradicciones e improvisaciones en las que, desde su inicio, Abel Martínez, ha venido incurriendo en sus primeros días de gestión municipal, deberían motivar más que a evidenciarlas y exhibirlas, a reflexionar sobre las razones o factores de fondo que las ocasionan.

Las contradicciones, improvisaciones, inconsistencias o errores, son sólo lo epidérmico, la sintomatología de un problema mayor, que encuentra sus bases no sólo en el sistema de partidos políticos —y de estos cuando alcanzan el poder —, sino también del sistema político mismo.

Lo de Abel Martínez no es solo un asunto de comunicación o coordinación, es un problema más serio, obedece a la ausencia de una agenda clara y objetivos políticos jerarquizados, o bien a la existencia de varias agendas o intereses en pugna.

Cuando no hay objetivos claros, no hay qué comunicar de manera idónea. No hay estrategia alguna que resulte válida…

Abel Martínez llega sin la concreción de un plan integral que más que ideas, mostrara actores u operadores políticos validados, más allá de la autocomplacencia personal.

Una debilidad que pende sobre el actual Gobierno Municipal es que hoy el PLD resulta una amalgama de intereses y grupos, donde predomina el de Leonel y Danilo, y Abel se inclinó por Leonel, demostrado en su postura, su accionar y el colocar en el Start del Ayuntamiento figura leonelistas en un claro distanciamiento del danilismo, trayendo incluso individuos de Santo Domingo. Esto ante el PLD o el grupo predominante en la organización le niega legitimidad política ante el gobierno

 Estamos frente a una administración municipal con un manejo deficiente de las expectativas realizadas en campaña, que se auto impuso metas única de embellecimiento de la ciudad y ordenamiento  que empiezan a generar un clima adverso en la población, que no se esperaba  que fuesen medidas que afectaran el pluriempleo, desbaratando casetas y puestos de trabajos informales en calles y avenidas, y eliminado mercados de purgas que si bien hay que organizar, no menos cierto es que no se pueden por decretos eliminar, llevando a la quiebra y el desempleo a cientos de familias, por la presión tuvo el ejecutivo que echar atrás esas medidas, dándose cuenta que el Gobierno Municipal, mucho menos sin planes y soluciones “ no puede arreglarlo todo”.

A cien días no hay nada que exhibir en obras y realizaciones, contrario a la pasada gestión que inauguró obras viales, etc

Otro elemento es que se ha distanciado de los poderes populares, choferes, junta de vecinos, etc., generando una profunda resaca de frustración y engaño a algunos, sobre todo a los más esperanzados en un cambio de sus vidas.

 Con disgusto se observa el clan elitista de Abel Martínez acostumbrado a las mieles del poder que le dio manejar la Cámara de Diputados y sus cuantiosos recursos, el Palacio Municipal es una sombra, dejo de estar abierto al pueblo y la soledad impera en esa mole de cemento y block.

Abel Martínez separó su oficina a todos, cerró con puertas de madera el área del pasillo donde está su despacho municipal, nadie puede subir donde el, a menos que no tenga una cita y pida permiso en la recepción de entrada del edificio.

Esas medidas se aplican para periodistas y medios de comunicación, en el novel gobierno municipal, en extremo, predomina un ambiente de elite.

Sin explicación, y fuera de los cánones legales se ha cancelado a miles de obreros y personas que trabajaban en el Gobierno Municipal, alguna de esas cancelaciones ha tenido que darle marcha atrás a fuerza de ver la laceración en el rostro de hombres y mujeres que tenían hasta 20 años de trabajo en el ayuntamiento, y que sin planificación se les manda a las calles.

Ha quedado claro, el cambio en el municipio no pasa de ser de actores.

Abel Martínez tiene urgente que conformar una agenda posible y plausible, una alianza no solo con el sector empresarial e individuos que medran alrededor de los salarios del llamado “Plan Estratégico”, sino con los sectores populares organizados, juntas de vecinos, sociedad civil, sector profesional, sector informar del comercio, etc., esto le permitiría un viraje de este gobierno municipal elitista que viene imponiendo, con participantes fundamentales de la ciudad. Continuara…

fernando peña

Fernando Peña es miembro del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y ex vicepresidente . Ha labordo en diferentes medios, pero donde más se ha destacado es como periodista político. Durante más de veinte años ha sido productor de programas de televisión en Santiago. Es columnista de varios periódicos digitales y del periódico La Información; productor y conductor de su programa de tv, DE PRIMERA HORA, por MEGAVISION CANAL 43, presidente del Capítulo de República Dominicana, de la Fundación Dominicopuertorriqueña. Desde un principio, su principal interés ha sido el acontecer político, los partidos, el funcionamiento de los gobiernos y cómo estos trabajan para mejorar la calidad de vida del pueblo dominicano. Es autor de varios libros, su última obra "El Desafío Dominicano", es una denuncia responsable sobre la corrupción en República dominicana.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com